martes 27/10/20

La atención a los niños en casa y el acceso a los bancos centra el primer plan contra la despoblación

La lucha contra la despoblación empieza a tomar cuerpo gracias a un primer plan integral de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP). La atención infantil en el domicilio y el acceso a los servicios bancarios en los pueblos son dos de sus principales propuestas.

Una niña juega con una vaca en una granja de As Nogais | archivo ec
Una niña juega con una vaca en una granja de As Nogais | archivo ec

La lucha contra la despoblación empieza a tomar cuerpo gracias a un primer plan integral de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP). La atención infantil en el domicilio y el acceso a los servicios bancarios en los pueblos son dos de sus principales propuestas.


Prioridad de Estado para el Gobierno y asunto urgente para los gobiernos locales, consciente de la magnitud que estaba alcanzando el problema de la despoblación, la FEMP, que preside el alcalde de Vigo, el socialista Abel Caballero, creó recientemente una Comisión con el objetivo de hacer realidad un plan integral que pusiera coto a este fenómeno imparable desde los años noventa.
El proyecto ya ha visto la luz y será por tanto una de las bases de la Estrategia Nacional que coordina el Comisionado para el reto demográfico del Ministerio de Presidencia y para la Administración Territorial, dirigido por Soraya Sáenz de Santamaría.


Mientras siguen avanzando sus trabajos, la FEMP se ha anticipado con un proyecto de casi 80 medidas clasificadas en siete áreas: instituciones, economía y empleo, servicios públicos, infraestructuras, transporte y comunicaciones, vivienda, cultura e incentivos demográficos.

Evolución demográfica
Es su respuesta a un informe anterior con números ilustrativos: la evolución demográfica ha dejado en riesgo de extinción a la mitad de los 8.125 municipios españoles, a 1.286 pueblos con menos de 100 habitantes y a 36 provincias con pérdidas de población sólo en el último año.


Revertir la despoblación de las zonas rurales requiere, según los expertos, en principio, la articulación de una serie de medidas que permitan frenar el éxodo, provocado por la marcha de los jóvenes a la ciudad y por el fallecimiento de unos habitantes cada vez más envejecidos.

Comentarios