sábado 31/10/20

El asesino del CHUO alegará “motivos humanitarios” para eludir la prisión

La defensa del septuagenario condenado a 31 años por asesinato en grado de tentativa y asesinato consumado de su esposa Isabel Fuentes, de 66 años, en el Hospital de Ourense en 2015, ha confirmado que recurrirá la sentencia y que estudia pedir la excarcelación de su cliente “por motivos humanitarios”.

Aniceto Rodríguez escucha la declaración de uno de los testigos | brais lorenzo (efe)
Aniceto Rodríguez escucha la declaración de uno de los testigos | brais lorenzo (efe)

La defensa del septuagenario condenado a 31 años por asesinato en grado de tentativa y asesinato consumado de su esposa Isabel Fuentes, de 66 años, en el Hospital de Ourense en 2015, ha confirmado que recurrirá la sentencia y que estudia pedir la excarcelación de su cliente “por motivos humanitarios”.
Mientras, la acusación particular anunció que se opondrá a cualquier petición de la defensa para que el condenado Aniceto Rodríguez, de 79 años, salga de prisión y descartó la posibilidad de que el acusado pueda salir porque existen “una serie de requisitos que el acusado no cumple”.


El pasado jueves se hizo pública la sentencia que condena a Aniceto Rodríguez a 19 años de cárcel por un delito de asesinato consumado, al considerar que fue él quien arrebató la vida a su esposa cuando se encontraba ingresada en el Complejo Hospitalario Universitario de Ourense (CHUO) recuperándose de una agresión sufrida en el domicilio conyugal.


La sentencia también le condena a 12 años de prisión por un delito de asesinato en grado de tentativa a raíz de la agresión en la vivienda de Pazos, en Verín, un mes antes del asesinato.
El 2 de abril de 2015 Isabel Fuentes se encontraba tumbada en el sofá dormida o viendo la tele y recibió varios golpes en la parte derecha del cráneo “que tenían la intención de matar”, según recoge la sentencia.
El abogado de la defensa, Jorge Temes, confirmó que va a presentar un recurso de casación, aunque no quiso desvelar las líneas que va a seguir para solicitar una rebaja en la pena para su cliente.
Sin embargo, dijo que estudia la posibilidad de solicitar un tercer grado “cuando la sentencia sea en firme” o “incluso antes” “por razones humanitarias”.


Para su abogado esta posibilidad “entra dentro de lo razonable” por la edad y la salud del acusado. Aniceto R. sufre una hemiplejia en la zona parcial derecha que le afecta al brazo y dificulta sus movimientos, a consecuencia del ictus que sufrió cuando se autolesionó tras acabar con la vida de su esposa en el CHUO. El abogado considera que esta petición “entra dentro de lo razonable” e incidió en que “en España no debe haber ningún preso de 77 años”.
Para la acusación particular, ejercida por los familiares de Isabel Fuentes, el acusado “no cumple con los requisitos necesarios” para poder abandonar la prisión en un plazo cercano.

Comentarios