sábado 15/8/20

Ascienden a ocho los detenidos en Negueira de Muñiz por quemar una casa por rencillas vecinales

La Guardia Civil de Lugo detuvo a ocho personas en el municipio lucense de Negueira de Muñiz a causa de los daños provocados en la casa de unos gemelos en el lugar de A Barcela

un guardia civil conduce a uno de los detenidos	ep
un guardia civil conduce a uno de los detenidos ep

La Guardia Civil de Lugo detuvo a ocho personas en el municipio lucense de Negueira de Muñiz a causa de los daños provocados en la casa de unos gemelos en el lugar de A Barcela, como consecuencia de unas rencillas vecinales que tuvieron su origen hace muchos años y el juez ha decreto orden de alejamiento para cinco de ellos, que no podrán acercarse a menos de 200 metros de su vivienda o lugar de trabajo.
Las ocho detenidas, cuyas edades oscilan entre los 25 y los 50 años, fueron imputadas por los delitos de incendio y daños en una casa con peligro para las personas que habitaban en ella.
Según informaron fuentes del instituto armado, los dos hermanos, de 42 años, denunciaron que un grupo de personas intentó agredirlos y allanar su morada, aunque no llegaron a conseguirlo.

con paja
De acuerdo con las diligencias realizadas por la Guardia Civil, un grupo de personas se dirigió a la casa de los dos hermanos y, después de increparlos y amenazarlos, le prendió fuego a una paca de paja, que fue arrojada contra la puerta de la vivienda.
Las víctimas salieron a tiempo de la vivienda, pero en el exterior fueron golpeados con palos y azadas. Uno de los gemelos sufrió lesiones en un dedo. La llamada a Emergencias que hicieron antes de salir evitó que las lesiones fueran mayores.
El fuego llegó a provocar algunos daños en el marco y en la puerta, desperfectos que al superar un valor de 450 euros fueron calificados como delito y provocaron la detención el jueves de cinco personas y su puesta a disposición judicial, aunque todos quedaron en libertad después de prestar declaración.
Esos primeros detenidos, que tienen edades comprendidas entre los 28 y los 48 años de edad, residen cerca del lugar en el viven los hermanos supuestamente amenazados.
El alcalde de la localidad, José Manuel Braña, reconoció a la prensa que los hermanos ya habían tenido problemas anteriormente con algunos otros vecinos del municipio.

Comentarios