La armadora del pesquero gallego reconoce que entró “por error” en aguas argentinas

Pesquerías Marinenses, la armadora del buque “Playa Pesmar Uno” abonará “lo más rápido posible” la multa que se establezca con el fin de poder volver a faenar cuanto antes, después de que se haya comprobado que entró “por error” en aguas de la Zona Económica Exclusiva del país sudamericano.

La armadora del pesquero gallego reconoce que entró “por error” en aguas argentinas
Imagen de archivo del buque congelador “Playa de Pesmar Uno” | salvador sas (eef)
Imagen de archivo del buque congelador “Playa de Pesmar Uno” | salvador sas (eef)

Pesquerías Marinenses, la armadora del buque “Playa Pesmar Uno” abonará “lo más rápido posible” la multa que se establezca con el fin de poder volver a faenar cuanto antes, después de que se haya comprobado que entró “por error” en aguas de la Zona Económica Exclusiva del país sudamericano.
Así lo confirmaron fuentes de la empresa, después de que el barco fuese apresado por guardacostas de la Prefectura Naval de Argentina y escoltado al puerto de Comodoro Rivadavia, en la Patagonia, acusado de pescar en aguas exclusivas.

Error del GPS
Por su parte, el presidente de la Cooperativa de Armadores de Vigo (ARVI), Javier Touza, explicó que se ha “esclarecido” lo ocurrido al detectarse que hubo un “error de precisión en el GPS” del pesquero, lo que llevó al barco a entrar “unos metros” en aguas exclusivas argentinas, por lo que el capitán “creyó que estaba en aguas internacionales”.
Con todo, el presidente de ARVI, cooperativa a la que está asociada la armadora Pesquerías Marinenses, remarca el “entendimiento claro” entre la armadora y las autoridades argentinas.
Por su parte, el dueño de la armadora está sobre el terreno para avanzar en una solución, mientras “todo el personal se encuentran en perfectas condiciones”. Además, el cónsul español de Bahía Blanca se desplazó a la zona para prestar protección consular a los tripulantes y mostrar su colaboración con la Prefectura Naval y las autoridades portuarias.
Asimismo, ARVI señala que trasladaron a la Administración española que debe se deben mejorar los sistemas de emisión satelital, con equipos “más avanzado”, que “impliquen a nivel logístico más precisión y sofisticación”.
La armadora ya había expresado el pasado miércoles su intención de llegar a un acuerdo con las autoridades argentinas para volver a faenar lo antes posible.
A tal efecto, el representante legal de Pesquerías Marinenses se desplazó a Argentina para reunirse con los miembros de la tripulación y cotejar los datos propios de posicionamiento.
Las autoridades argentinas iniciaron un sumario administrativo para que la empresa del buque pague una multa que podrá variar en función de las alegaciones del propietario. l