viernes 4/12/20

Apuntan a una vecina del barrio como madre del bebé abandonado en Ourense

La Unidad de Delincuencia Violenta y Especializada (UDEV) de la Policía sigue la pista de una llamada anónima que apunta a una mujer del barrio del 21, una zona obrera situada a las afueras de la ciudad de Ourense

Contenedor en el que fue hallado el pequeño | aec
Contenedor en el que fue hallado el pequeño | aec

La Unidad de Delincuencia Violenta y Especializada (UDEV) de la Policía sigue la pista de una llamada anónima que apunta a una mujer del barrio del 21, una zona obrera situada a las afueras de la ciudad de Ourense, como la posible madre del bebé que apareció en un contenedor de basura de la ciudad el pasado 17 de septiembre.
Fuentes cercanas a la investigación confirmaron que se ha abierto una nueva línea a raíz de la llamada telefónica de una persona alertada por la existencia de “coincidencias” entre los datos que se conocen del caso con una persona del barrio en el que apareció el recién nacido.
Se trataría de una mujer que, en las fechas en las que se encontró el bebé, estaría embarazada, pero de la que no consta que haya tenido a su hijo ni recibido ninguna atención médica en ese sentido. Desde la investigación se llama a la prudencia a pesar de los indicios, y se insiste en que “solo es una vía más” en la que se está investigando, la cual se ha abierto tras una “reciente” llamada. De hecho, fuentes policiales explicaron que ha habido otras llamadas que se han descartado tras un proceso de investigación, como la que apuntaba a una mujer que había sido vista llorando por la calle y hablando de un bebé, pero que “finalmente se demostró que no tenía nada que ver con el caso”.
Cuando se cumple un mes y una semana de la aparición del niño en el interior de un contenedor de basura, la investigación se centra en dos líneas.
Por una parte, los agentes de la UDEV están analizando los datos de las mujeres que salían de cuentas coincidiendo con la edad del recién nacido (37 semanas en el momento de su localización) a través de un barrido de las informaciones facilitadas por los hospitales y centros médicos de toda la provincia.
También se investigan las llamadas anónimas realizadas a través del 091, a raíz del llamamiento realizado por la Policía en demanda de información.
Desde la Policía se ha pedido a los ciudadanos su colaboración en el caso de que sean conscientes de alguna situación “irregular” o de que conozcan casos de mujeres que estaban esperando un niño y que finalmente no lo hayan tenido.
Los responsables del abandono podrían enfrentarse a penas de 15 o 20 años de prisión. Los agentes tratan ahora de localizar a la persona que pudo haber introducido al bebé en el contenedor y que pudo haber llegado a la zona andando o en coche. Fuentes de la investigación no descartan que se trate de otra persona diferente a la madre debido a que la mujer se encontraría muy débil para portar el bebé por las calles tras dar a luz.

Comentarios