sábado 26/9/20

Aparece en la playa carballesa de Razo el cuerpo del pescador desaparecido en Oleiros

El cuerpo sin vida que a media mañana de ayer apareció entre unas rocas en la playa carballesa de Razo parece ser el del pescador de Mera que desapareció el pasado domingo en la costa del municipio coruñés de Oleiros.

El pescador era buscado desde el pasado domingo	quintana
El pescador era buscado desde el pasado domingo quintana

El cuerpo sin vida que a media mañana de ayer apareció entre unas rocas en la playa carballesa de Razo parece ser el del pescador de Mera que desapareció el pasado domingo en la costa del municipio coruñés de Oleiros.
Aunque el cadáver presentaba golpes en la cabeza y tenía la cara bastante desfigurada, tanto la documentación como el móvil que aparecieron en el pantalón que llevaba vestido confirman la apuntada identidad.
El hallazgo lo realizó poco después de las 11.00 horas un vecino que caminaba por el arenal y de forma inmediata desde el Servicio de Emergencias del 112 se alertó a la Guardia Civil, Salvamento Marítimo, Gardacostas y Protección Civil de Carballo.
Sin embargo, para las tareas de rescate del cuerpo no se necesitaron medios marítimos sino que se pudo acceder a pie al estar encajonado entre unas piedras pero en la zona de playa.
El hecho de que para ayer estuviese prevista una de las mejores mareas del año, llevó a la Guardia Civil a trasladar los restos del infortunado pescador en una camilla hasta la carretera que pasa frente al arenal, a fin de evitar que el oleaje pudiese volver a llevarlo mar adentro.
El cadáver apareció concretamente muy cerca del extremo de la playa más próximo al puerto de Razo. Se encontraba desnudo de cintura para arriba pero conservaba las zapatillas y el pantalón en el que apareció la cartera con la documentación y el teléfono móvil. El levantamiento no se produjo hasta pasadas las 14.00 horas por cuanto hubo que esperar a que se presentase en el lugar un médico forense procedente de A Coruña.
El pescador era de origen marroquí y desapareció el pasado domingo en la zona de Mera-Canabal, en Oleiros, a la que se desplazó para pescar robalizas.
Sobre las 23.00 horas de la noche su mujer denunció la desaparición y desde entonces se desplegó un amplio dispositivo de búsqueda por mar, tierra y aire que no ofreció resultados, por cuanto lo único que se había encontrado hasta ahora fue una mochila que apareció en la zona de Seixo Branco.

Comentarios