lunes 21/9/20

Ángel Currás afirma que “no cambia el proyecto, cambia el capitán” y expresa su “cariño y reconocimiento”

  El nuevo alcalde de Santiago, Ángel Currás, agradeció ayer la confianza de sus compañeros de grupo, del ya exregidor Gerardo Conde Roa y del líder del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, para continuar un trabajo en el que “no cambia el proyecto, cambia el capitán de la nave”. Currás quiso  iniciar su intervención ya como alcalde asegurando que asume la responsabilidad del Gobierno municipal “desde el cariño personal y el reconocimiento institucional” a Conde Roa.
“Querido Gerardo, hasta cualquier tarde y en cualquier jardín”, dijo. El nuevo responsable de la corporación municipal señaló que Compostela “son muchas ciudades en una misma” y para liderarla cuenta con un “gran equipo”, pues se trata de una “ciudad capital, que no es capital por su músculo demográfico sino por su espíritu y cultura; no es capital por imponerse a las demás sino por reconocerlas y ofrecérselas al mundo”.

Longitud suficiente > Currás explicó que su discurso es “breve y conciso, inversamente proporcional a las dificultades y compromisos” que afronta, pero “suficiente” para reiterar que asume “con orgullo y agradecimiento” la responsabilidad de continuar un camino iniciado hace casi diez meses, cuando el PP llegó a la Alcaldía. Por ello, consideró que ayer no era el momento de desgranar un programa de Gobierno que “continúa en vigor”, un planteamiento en el que insistió en declaraciones a los periodistas al término de la sesión plenaria. “Estoy en un barco, no cambia el proyecto, cambia sencillamente el capitán de la nave”, destacó. El alcalde de Santiago adelantó que posiblemente hoy comparecerá en rueda de prensa para abordar “un poco más” la organización del equipo, pues por el momento continúa vacante el puesto que ocupaba hasta ahora. Currás finalizó su intervención reseñando que “no hubo ninguna presión” en su elección como nuevo regidor y concluyó con un rotundo: “Yo llevaré esta nave”.