viernes 4/12/20

El alcalde de Ourense acusa a los populares de traidores y rechaza dimitir: “Va a ganar la honestidad”

Jácome asegura que el Partido Popular, liderado por Baltar, intentó dar “un golpe de Estado” en el Consistorio
 
El alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, entra al salón de plenos | efe
El alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, entra al salón de plenos | efe

El alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome (DO), acusó al presidente de la Diputación, Manuel Baltar (PP), de haberlo traicionado y al Partido Popular (PP), hasta el martes su socio de Gobierno, de intentar darle “un golpe de Estado” en el Ayuntamiento. A pesar de ello esgrimió su lealtad y  aseguró que no dimitirá  de la Alcaldía porque, añadió, “va a ganar la honestidad”.

Así lo trasladó ayer en rueda de prensa, en la que rompió su silencio tras semanas de acusaciones y una denuncia en Fiscalía por parte de cinco de sus concejales por una presunta irregularidad en la gestión de los fondos públicos de Democracia Ourensana, hechos que el regidor negó rotundamente y atribuyó a una “trama” orquestada por el PP.

“Baltar me traicionó, pero yo a él no, soy un tío leal”, reitero Jácome, a la vez que tildó la situación que vive en estos momentos como “una de las traiciones más épicas de la política municipal”, algo que ocurre, aseguró “cuando vienes a cambiar el mundo”.

El alcalde también apuntó al presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, de estar detrás de esta “trama”, dado que el “se esperó a que pasasen las elecciones” para comenzar las acusaciones y no poner “en riesgo” la figura del líder popular por haber amparado el pacto con Jácome tras los comicios locales de mayo del 2019.

Trama orquestada
Jácome aseguró que comenzó a desconfiar cuando, recientemente, en una cena entre su exnúmero dos y líder de los díscolos, Miguel Caride, otras personas de DO, Baltar y Jorge Pumar -el hasta el martes teniente de alcalde por el PP-, los de su partido le comentaron delante de los populares que lo iban a “detener” y que por ello debía dimitir inmediatamente.

“Entonces están en la misma trama”, refirió Jácome.”Cuando ceso a los dos concejales, los del PP cesan”, por lo que “estaba todo secuenciado, estaban todos en auténtica coordinación” -en referencia a los ediles críticos de DO y a los populares-, añadió.

Pocos días después, Caride le habría dicho en un encuentro fortuito en la calle que lo suyo estaba “muy avanzado” y que iban a detenerlo “pasado mañana”: “Tú ya has cumplido tu sueño, ya has sido alcalde, dimites esta mañana y es mucho más suave”, le habría comentado el también exportavoz municipal de la formación ourensana.

Jácome acusó al PP de “comprar a Miguel Caride” -quien ejerció además de abogado del regidor durante diez años- para “garantizar la estabilidad de la Diputación”, donde los populares gobiernan en coalición gracias a los dos diputados de DO: uno de ellos, el propio Caride, y el otro, Armando Ojea, vicepresidente del organismo y afín a Jácome. El PP, con trece diputados, necesita solo uno más para establecer mayoría.

Asimismo, advirtió de que si le “traiciona el PP en el Ayuntamiento” -de hecho, ya le retiró su apoyo de coalición-- él “no” va a “apoyar en la Diputación” su pacto con los populares, por lo que la institución provincial “automáticamente quedaría en minoría”. Es por ello, justificó, por lo que el PP abordó a Caride.

Próximo pleno
El momento clave llegará con el pleno para la aprobación de los presupuestos en la Diputación, que se celebrará este mes, donde se comprobará si el propio Caride vota en contra o se coloca del lado de Baltar. Si tomase esta última opción, dijo Jácome, es que todo lo relacionado con la “trama” es “cierto”: “Si podemos ‘chimparlo’, bien, si no, que se joda Ourense”, puso en boca del PP.

Comentarios