sábado 5/12/20

El alcalde abre expediente por falta leve a la secretaria de Coristanco

Las aguas siguen revueltas en el Concello de Coristanco. Si hace un mes el alcalde, Abrahan Gerpe, denunciaba en estas mismas páginas el supuesto bloqueo al que algunos funcionarios estarían sometiendo a la administración

La secretaria municipal y el alcalde Coristanco, Abrahan Gerpe, en la sesión plenaria del pasado mes | AEC
La secretaria municipal y el alcalde Coristanco, Abrahan Gerpe, en la sesión plenaria del pasado mes | AEC

Las aguas siguen revueltas en el Concello de Coristanco. Si hace un mes el alcalde, Abrahan Gerpe, denunciaba en estas mismas páginas el supuesto bloqueo al que algunos funcionarios estarían sometiendo a la administración local y pedía ayuda a la Dirección Xeral de Administración Local, ahora el propio regidor habría decidido pasar a la acción para tratar de encauzar la situación. La primera consecuencia sería el expediente disciplinario abierto esta semana a la secretaria municipal, Carmen Seoane, en un principio por una supuesta falta leve, aunque no se descarta que la tipificación pueda acabar derivando en falta grave.

Interrogado ayer al respecto, el regidor municipal no quiso confirmar ni desmentir la noticia, y se limitó a pedir la máxima colaboración por parte de todos los funcionarios para que la maquinaria municipal empiece de una vez por todas a funcionar con normalidad y puedan sacarse adelante los temas pendientes.
Fuentes de su gobierno sí confirman la apertura del expediente, que vendría avalado por el servicio de asesoría jurídica que acaba de contratar el Concello.

Notificaciones pendientes
Las mismas fuentes justificarían la decisión del alcalde en base a la gran cantidad de notificaciones pendientes y a la pretensión del gobierno que Gerpe comparte con los populares (ahora en el grupo de no adscritos) de que se agilicen al máximo los expedientes de contratación de obras que hay pendientes, toda vez que el Concello de Coristanco tiene de plazo hasta el mes de junio para ejecutar actuaciones por valor de 1,5 millones de euros, ayudas que, en caso contrario, se perderán de forma irremisible.

La secretaria municipal tendrá ahora que presentar las alegaciones que estime oportunas. Al tratarse de una falta tipificada como leve, la resolución del expediente es competencia del alcalde. Sea cual sea el fallo, lo que está claro es que la relación entre el actual gobierno y la funcionaria viene enrarecida desde hace tiempo y la prueba está en la querella que en la anterior legislatura la trabajadora interpuso contra el entonces alcalde, Antonio Pensado, por presunto acoso laboral, causa que acabó sobreseyendo el juez.

Comentarios