martes 20/10/20

Aduanas vuelve a recoger datos de los ordenadores de la Diputación de Lugo

Agentes de Vigilancia Aduanera se presentaron ayer por la mañana en la Diputación de Lugo para solicitar el volcado de los archivos informáticos de una trabajadora de la Unidad de Proyectos, por orden de la instructora del caso “Pokémon”, Pilar de Lara.

Un empleado transporta documentación de la Diputación EFE/liseo Trigo

Agentes de Vigilancia Aduanera se presentaron ayer por la mañana en la Diputación de Lugo para solicitar el volcado de los archivos informáticos de una trabajadora de la Unidad de Proyectos, por orden de la instructora del caso “Pokémon”, Pilar de Lara.
Los archivos informáticos de esa misma empleada ya habían sido volcados por la Policía Nacional el 21 de mayo por orden de la magistrada de refuerzo del juzgado de instrucción número uno, Hortensia Bouso, según apuntaron desde la institución.
En mayo, el gobierno bipartito informó de que la Policía Nacional solicitó el volcado de los correos entre la trabajadora de la entidad provincial y la empresa Gamallo, dentro de la investigación abierta para determinar si se cometieron “irregularidades” en las obras de la piscina de Monterroso.
El gobierno bipartito explicó entonces que “la Diputación de Lugo ya había puesto en conocimiento de la Fiscalía las presuntas irregularidades” que había detectado “en las obras que esta constructora” estaba realizando.
De hecho, recordó también que “fruto de la denuncia realizada por la propia Diputación de Lugo está abierta una investigación. En ella se trata de determinar si se produjo un desfase de 323.937 euros en las obras de la piscina. En concreto, intenta aclarar si se dio por buena una certificación presentada por la empresa constructora en la que se indicaba que solo que quedaban por realizar trabajos por un importe de 5.523 euros, cuando en realidad faltaba por ejecutar una parte del proyecto valorada en más de 300.000.
Las obras para la construcción de ese complejo deportivo, financiado por la Diputación de Lugo, fueron adjudicadas en el año 2010 a la citada empresa constructora por un importe de 1.276.485 euros.
Los agentes de Vigilancia Aduanera que ayer se presentaron en la Diputación también solicitaron, en este caso por orden de la instructora del caso “Pokémon”, el volcado de los archivos informáticos de otro trabajador, en concreto del antiguo Instituto Lucense de Desarrollo Económico y Social, un organismo dependiente del ente provincial que fue disuelto hace un año.
Los agentes fueron acompañados de personal de la Diputación que intentaron colaborar con ellos para ver si los contenidos que buscaban eran recuperables, porque el empleado ya no trabaja allí.  n

Comentarios