martes 22/9/20

El acusado de maltratar a un bebé en Ourense niega haberle puesto “nunca” la mano encima

El hombre acusado en Ourense por maltrato habitual, lesiones y asesinato en grado de tentativa a un bebé, hijo de su pareja sentimental en ese momento, defendió ayer que “tiene la conciencia tranquila” porque “nunca” le puso la mano encima al pequeño.

Los acusados atienden durante el juicio	ep
Los acusados atienden durante el juicio ep

El hombre acusado en Ourense por maltrato habitual, lesiones y asesinato en grado de tentativa a un bebé, hijo de su pareja sentimental en ese momento, defendió ayer que “tiene la conciencia tranquila” porque “nunca” le puso la mano encima al pequeño.
La madre, a la que también se acusa por permitir los hechos, reiteró en varias ocasiones ante el juez que “nunca vio” a su excompañero tratar mal a su hijo y que, en ese caso, “se hubiera ido” de la casa que compartían.
El 20 de marzo del año 2014 la pareja ingresó al bebé en el Complexo Hospitalario Universitario de Ourense (CHUO) donde se le detectaron lesiones muy graves en el cráneo y se comprobó que tenía fracturas de más antigüedad en numerosos huesos como el cúbito, el radio, las tibias y un fémur.
Para la Fiscalía, esas lesiones tuvieron lugar entre febrero y marzo del año 2014, cuando el acusado golpeó al bebé “cogiéndolo por los brazos y por las piernas moviéndolo de forma brusca y violenta de forma reiterada”, lo que le provocó heridas de diversa consideración.
La pediatra del CHUO que atendió al bebé en su ingreso confirmó al juez que la llegada del menor a Urgencias se produjo a raíz de “una fractura craneal aguda” por “algo ocurrido en las últimas horas” anteriores al ingreso. También señaló que los análisis óseos revelaron la existencia de otras “fracturas de diferente edad cronológica”. “Los datos apuntan al síndrome del menor golpeado”, abundó.
“Tengo la conciencia tranquila”, señaló el acusado en su declaración Asimismo, reiteró que “nunca” le puso “una mano encima” al hijo de su expareja y que durante el día de los hechos “hizo lo que pudo” para evitar que el pequeño “se le quedase”.
Por su parte, la madre del niño confirmó que “nunca” vio a su excompañero hacerle nada al bebé porque “no se lo hubiese permitido”. También resaltó que en el caso de que hubiera visto algún tipo de agresión o maltrato “se hubiese ido” de la casa que compartía con su pareja sentimental.
La Fiscalía reclama para el hombre una pena de un año y diez meses de prisión por un delito de maltrato en el ámbito familiar; cuatro años de prisión por un delito de lesiones y nueve años de prisión por un delito de asesinato en grado de tentativa.
Para la madre solicita también un año y diez meses por maltrato en el ámbito familiar; cuatro años por lesiones, y seis años y cuatro meses por asesinato en grado de tentativa por omisión. Por su parte, las defensas piden la libre absolución.

Comentarios