jueves 26/11/20

El acusado de disparar a un vecino en Baralla dice que dio un tiro al aire por miedo

El hombre acusado de disparar a un vecino en el municipio lucense de Baralla reconoció ayer en la vista oral, que se celebró en la Audiencia Provincial de Lugo, que empuñó la pistola al ver que había alguien merodeando alrededor de su casa,

El hombre acusado de disparar a un vecino en el municipio lucense de Baralla reconoció ayer en la vista oral, que se celebró en la Audiencia Provincial de Lugo, que empuñó la pistola al ver que había alguien merodeando alrededor de su casa, pero negó que tuviese intención de herir a nadie, porque lo que pretendía era realizar un disparo al aire para asustar al supuesto intruso y que se marchase de la vivienda.
Los hechos tuvieron lugar en el lugar de Piñeira, en el año 2013, y el acusado siempre contó con el respaldo de sus vecinos, que incluso llegaron a protagonizar varias manifestaciones de apoyo frente al Juzgado de Becerreá, cuando el hombre se encontraba en prisión preventiva.

Los hechos
El Ministerio Fiscal solicita para el acusado una pena de ocho años de cárcel por los delitos de tenencia ilícita de armas, porque el procesado carecía de licencia para tener en su poder la pistola con la que efectuó el disparo, así como por un delito de homicidio en grado de tentativa. A esa misma petición se sumaba la acusación particular, mientras que la defensa solicita la libre absolución para el acusado.
Según el escrito de acusación del Ministerio Fiscal, el procesado vio al denunciante y este se dirigió a él diciéndole “que, vas facer outra?”, a lo que respondió “voute sacar deste mundo, fillo de puta” A continuación, la Fiscalía señala que sacó sacó una pistola semiautomática marca star de un calibre de nueve milímetros, para cuyo uso carecía de licencia, y le disparó a la víctima.
El disparo ocasionó al denunciante lesiones “consistentes en trauma torácico secundario a herida de bala con fractura anterior del segundo arco costal derecho y del cuarto arco, así como la perforación de la escápula derecha
Además, el hombre sufrió un hemonemotórax, una contusión pulmonar y un trastorno de estrés postraumático de los que tardó en recuperarse 90 días. Además, el denunciante asegura que la asistencia sanitaria que precisó le ocasionó al Sergas unos gastos de 6.227,71 euros. l

Comentarios