miércoles 2/12/20

Un acusado de atracar una joyería en Ourense dice que fue a “hacer turismo” y a contrastar precios

La empleada de hogar y la dueña de la joyería Cota, además de otras dos personas, identificaron ayer a un hombre, Víctor Hugo G. como el autor del atraco a la joyería ourensana, quien tras negar .

El acusado del robo responde a las preguntas en el juicio	brais lorenzo
El acusado del robo responde a las preguntas en el juicio brais lorenzo

La empleada de hogar y la dueña de la joyería Cota, además de otras dos personas, identificaron ayer a un hombre, Víctor Hugo G. como el autor del atraco a la joyería ourensana, quien tras negar los hechos sostuvo que se dedicó a hacer turismo durante una visita realizada a España con motivo del “fallecimiento de su abuelo”.
Durante el juicio celebrado en la Audiencia de Ourense, hasta cuatro testigos aseguraron reconocer al hombre que se sentaba ayer en el banquillo de la Audiencia Provincial como uno de los que participaron en el robo y quien condujo a la propietaria a la joyería en 2006 a fin de sustraer joyas de la caja fuerte y relojes.
El día de los hechos, la fiscalía sostiene que los ladrones fueron a la vivienda de la propietaria de la joyería Cota, situada en la céntrica calle Bedoya, ataron de pies y manos a la empleada del hogar y llevaron a los dos hijos de la propietaria, de 4 y 5 años, a una habitación.
A preguntas de la fiscalía, el acusado, oriundo de Argentina, declaró que vino a España acompañado de su hermano para conocer Galicia, con motivo del fallecimiento de su abuelo.
Una vez allí, “recorrimos toda España, casi 20.000 kilómetros”, abundó el acusado, quien reconoció su estancia en Ourense de dos días, durante la cual visitaron una joyería, pero “por turismo” a fin de “contrastar precios”.
Preguntado por el hallazgo de una camiseta con ADN suyo, en el lugar donde aparecieron los objetos robados, manifestó su desconocimiento sobre los motivos por los que estaba allí.
Según el acusado, el mismo día de marcharse le regaló varias camisetas a Fabian Darío, otro de los implicados –ya condenado–, “como recuerdo” que se hacen habitualmente los amigos en “un partido de fútbol”.
No obstante, insistió en que no sabe qué ocurrió a partir de ese momento.
La empleada de hogar y la dueña de la joyería Cota identificaron “plenamente” al acusado Víctor Hugo G. como la persona que llevaba pistola y condujo a la propietaria a la joyería para llevarse joyas de la cámara acorazada.
Durante su declaración, la empleada Emilia F. aseguró que después de decirles hasta en cincuenta ocasiones que llevasen el paquete a la joyería, se dio la vuelta para coger un bolígrafo.
Inmediatamente, relató, “me engancharon, me ataron” y “me echaron encima de una cama”.
Al llegar a la vivienda, la propietaria de la joyería, Eva D. quien relató que estaba “la puerta abierta” y la televisión a todo volumen, señaló que se dirigió a la sala y “llamó a los niños”.
En ese momento, “una persona me cogió por detrás” y me dijo “que tenía a los niños y que le diese todo lo que tenía”. Al no haber caja fuerte en la vivienda, propietaria y acusado se dirigieron a la joyería, de donde se llevó joyas, dinero y relojes.

Comentarios