Martes 25.06.2019

El acusado de abusar de una menor embarazada alega que tiene “un problema serio con el alcohol”

“Es algo que voy a revivir siempre”, manifestó una joven de 22 años que denunció una agresión sexual cuando tenía 14 años y estaba embarazada, en marzo de 2011 en el ayuntamiento lucense de Sober.

El acusado | eliseo trigo (efe)
El acusado | eliseo trigo (efe)

Por su parte, el acusado declaró que “no” la tocó y alegó “un problema serio con el alcohol”.
El juicio se celebra en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Lugo contra el presunto agresor, J.L.P., cuyo hijo era amigo de la pareja de la víctima. Los hechos sucedieron hace siete años y, según el escrito de acusación pública, la menor que estaba embarazada de cinco meses, se encontraba en casa del acusado porque había acudido allí en compañía de su novio, que iba a ayudar al hijo del procesado a cortar leña.
La menor y el procesado se quedaron a solas en casa y este ofreció a la chica llevarla al lugar donde estaban cortando leña. La chica accedió, pero el acusado, en lugar de llevarla hasta donde se encontraba el novio y su hijo, dirigió el coche a un paraje apartado, en una zona cubierta por árboles. Allí sacó la cartera, según el relato de la Fiscalía, para ofrecerle a la chica 50 euros por mantener relaciones sexuales y, aunque la menor se negó, el acusado  tocarle el pecho y a besarla, mientras ella pedía que parase.

Comentarios