• Viernes, 19 de Octubre de 2018

El 87% de los gallegos que se quedan en casa para actuar como cuidadores son mujeres

Un total de 27.800 mujeres están inactivas en Galicia para dedicarse al cuidado de menores o personas dependientes, lo que supone el 87% de la cifra total existente en la Comunidad, que es de 31.300 (3.500 hombres).

El 87% de los gallegos que se quedan en casa para actuar como cuidadores son mujeres
Un grupo de mujeres lleva a sus hijos a clase en el primer día del curso | aec
Un grupo de mujeres lleva a sus hijos a clase en el primer día del curso | aec

Un total de 27.800 mujeres están inactivas en Galicia para dedicarse al cuidado de menores o personas dependientes, lo que supone el 87% de la cifra total existente en la Comunidad, que es de 31.300 (3.500 hombres).
Este es uno de los principales datos de un estudio sobre conciliación que hizo público ayer la CIG, en una rueda de prensa en Santiago en la que se urgió a que se adopten medidas para fomentar la conciliación de la vida familiar y laboral, ya que en “la práctica se vulnera día a día”.

Desventaja
En este sentido, la secretaria confederal de Igualdade de la CIG, Margarida Corral, lamentó que las mujeres se encuentran en “una situación de desventaja en el mundo laboral”, ya que son las que mayoritariamente aparcan sus empleos.
Algunos de los datos que arroja este estudio es que tres cuartas partes de los trabajadores con reducción de jornada por cuidado de menores de doce años son mujeres. En total 30.150 trabajadoras  redujeron su horario frente a los 9.320 hombres.
Asimismo, el 71% de las personas que redujeron o suprimieron trabajo remunerado por cuidado de dependientes fueron mujeres (26.548 frente a 10.696 hombres).
Además, el 77,3% de las excedencias por cuidado de familiares fueron usadas por mujeres, mientras que ellas también suponen el 76,7% de las personas ocupadas con jornada parcial. Y el 56,8% de los que flexibilizan su jornada son mujeres.

Hipocresía
Por todo ello, Margarida Corral denuncia la “hipocresía” de empresas y administración con “meras cortinas de humo” sobre conciliación, cuando en la práctica se ponen “obstáculos” 
a estos derechos.
Ante esto, el sindicato nacionalista presentó una propuesta en la que se recogen medidas entre las que se encuentran: que se amplíen las bajas por maternidad hasta llegar a doce meses; que aumenten los permisos por lactación; una “racionalización” de los horarios laborales y una reducción a un máximo de 35 horas semanales; que haya una desgravación fiscal para cuidadores como puedan ser abuelos; así como subir del actual 1,3% del PIB que se dedica a ayudas familiares, entre otras. l