jueves 3/12/20

Los 25 detenidos por traficar tabaco en Ourense, a disposición judicial

Los agentes se incautaron de 150 toneladas de material y 250.000 cigarrillos, con un valor de 21 millones 
La Policía registra las instalaciones de producción ilegal de tabaco en Ourense | ep
La Policía registra las instalaciones de producción ilegal de tabaco en Ourense | ep

Los 25 detenidos de una supuesta organización criminal dedicada al contrabando de tabaco en Ourense comenzaron ayer por la mañana pasar a disposición judicial.

Los agentes de las fuerzas de seguridad realizaron varios registros en naves de las provincias de Ourense, Pontevedra y Valladolid y en dos viviendas en Galicia, y se incautaron de unas 150 toneladas de mercancías, 250.000 cigarrillos y otros bienes.

La operación, bautizada como “Straperlo” fue llevada a cabo de forma conjunta por la Unidad Operativa de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria, la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Ourense y el GRECO Galicia de la Policía Nacional y tanto los registros como las detenciones se produjeron el pasado jueves, 20 de agosto.

Con estas actuaciones, se ha dado por desarticulada esta banda, que se dedicaba a la fabricación clandestina de cigarrillos, que tenían como destino previsible países de la Unión Europea en los que se comercializarían con usurpación de la marca Marlboro. En la operación fueron detenidas 25 personas procedentes de Ucrania (19), Moldavia (tres), Rumanía (dos) y Portugal (una).

A los detenidos, que pasaron a disposición judicial, se les atribuyen los delitos de contrabando, pertenencia a organización criminal, contra la salud pública y contra la propiedad intelectual.

Las investigaciones comenzaron a principios de 2020, cuando los agentes supieron que personas de nacionalidad rumana y portuguesa habían alquilado naves de grandes dimensiones para crear una estructura estable para fabricar tabaco de forma ilegal. La producción había comenzado ya, puesto que en junio habían finalizado el montaje de las instalaciones.

Más de 80 registros

Para poner en marcha la fábrica, la banda había adquirido materiales, maquinaria y equipos de ventilación y extracción de olores. La materia prima, la picadura de liar, la transportaban desde diferentes países por vía terrestre.

Así, el pasado jueves, un dispositivo compuesto por más de 80 agentes procedió a los registros y las detenciones. En concreto, entraron en una nave en Cambeo, en Coles (Ourense), en la que se habían montado las instalaciones principales para la fabricación de las cajetillas y en la que detuvieron a 21 personas, la mayoría de nacionalidad ucraniana y moldava.

Los agentes registraron también una nave industrialn el lugar de A Porteliña, en Ponteareas (Pontevedra), en donde se intervino mucha materia prima.

Comentarios