sábado 06.06.2020

Viena reivindica a la actriz a la que le debemos el wifi

Detalle de la exposición  “Lady Bluetooth” | hugo barcia (efe)
Detalle de la exposición “Lady Bluetooth” | hugo barcia (efe)

La actriz vienesa Hedy Lamarr (1914-2000) fue una adelantada a su tiempo tanto dentro de la pantalla, protagonizó el primer orgasmo femenino de la historia del cine en “Éxtasis” (1933), como fuera, al inventar una técnica precursora del wifi y el bluetooth.

El Museo Judío de Viena repasa la vida de película de esta pionera -nacida con el nombre de Hedwig Kiesler- en una muestra inaugurada este martes que lleva por titulo “Lady Bluetooth”.

A mediados de los años 30 huyó de un matrimonio fallido con un rico empresario, probó en el cine europeo y más tarde se convirtió en una estrella en Hollywood.

Durante la Segunda Guerra Mundial desarrolló inventos para la armada de EEUU -la ingeniería era una de sus grandes pasiones- en su lucha contra los nazis.

A través de fotografías, carteles de sus películas y objetos personales de Lamarr, los visitantes de la exhibición pueden descubrir cómo la actriz compaginó su trabajo frente a las cámaras con el desarrollo de inventos muy adelantados a su tiempo.

“Ella estaba cansada de ser guapa, y quería demostrar que también era lista”, dijo ayer uno de sus hijos, Anthony Lodner, durante la inauguración de la exposición, que permanecerá abierta hasta el próximo mes de mayo.

La historia de Lamarr es la de la actriz considerada “la mujer más bella del mundo” en su época, aunque eso la recluyó a interpretar papeles estereotipados en los que apenas podía brillar. Sin embargo, cuando su belleza y su fama se apagaron, dejó para la historia la tecnología gracias a la que hoy podemos disfrutar del wifi.

Comentarios