lunes 26/10/20

Los tesoros del imperio persa ya duermen en Alicante

Una exposición del Museo Arqueológico (MARQ) hace un repaso desde el Paleolítico hasta el Irán de la dinastía Safávida del siglo XVII, período éste último con cerámicas y recipientes con influencia china
 

La exposición lleva por título “Irán: Cuna de civilizaciones” | efe

Las 195 piezas propiedad del Museo Nacional de Irán que conformarán la más ambiciosa exposición sobre el antiguo imperio persa de la última década en España ya han comenzado a ser desembaladas para su inminente exhibición en el Museo Arqueológico de Alicante (MARQ).

El director de Exposiciones del MARQ, Jorge A. Soler, y la técnico de exposiciones del mismo centro Teresa Ximénez de Embún explican que una de las estrellas de la muestra es un gran vaso ceremonial de oro de unos tres kilogramos de peso, denominado “Ritón de oro”, que tendrá un lugar destacado en la sala dedicada a la antigua Persépolis.

La exposición hace un repaso desde el Paleolítico hasta el Irán de la dinastía Safávida del siglo XVII, período éste último con cerámicas y recipientes con influencia china.

El “Ritón de oro”, de forma cónica y con la cara de un león, forma parte de un grupo de veinte joyas de oro, sobre todo collares y pulseras, y se situará en la segunda sala de la exposición, la dedicada a Persépolis, el punto álgido de esa cultura bajo la dinastía Aquemenida entre finales del siglo VI a.C. y el IV a.C. Junto a este gran vaso ceremonial, estarán los bronces de Luristán, una espectacular colección de elementos metálicos entre diversos instrumentos y armamento.

En una sala dedicada al Paleolítico y la Edad del Bronce, destaca una flauta en hueso del 6.200 a.C., los primeros testimonios de las escrituras uniformes, así como “soberbias” cerámicas del Neolítico.

La tercera y última estancia abarca el final del imperio persa tras la ocupación helenística por Alejandro Magno, el imperio parto, con una parte muy relevante centrada en la dinastía Sasánida, en la alta Edad Media (siglo VI d.C.), y el periodo islámico.
La arqueóloga Ximénez de Embún ha indicado que en esta estancia el protagonista será un valioso ejemplar del Corán del siglo XVI, junto a platos bajorrelieve de plata y esculturas de la época.

Réplicas
Además, en “Irán: cuna de civilizaciones” habrá dos réplicas de dos metros de altura de las estatuas de Darío el Grande (sin cabeza) y de un príncipe parto, posiblemente de Shami.
La muestra se inaugurará el 14 y se podrá ver en tres salas especialmente diseñadas en el MARQ, dependiente de la Diputación de Alicante, hasta el 31 de agosto.

Las piezas han llegado en las últimas fechas desde Assen (Holanda) y están siendo desembaladas por expertos del MARQ con la supervisión de responsables del museo de Teherán.

Comentarios