sábado 06.06.2020

El primer carnaval del año se celebra en Santander

La tradicional fiesta de la Vijanera, declarada de Interés Turístico Nacional, se conmemora cada año en la localidad cántabra de Silió y da el pistoletazo de salida a la temporada de disfraces en toda Europa
Dos vecinos de Silió disfrazados con los tradicionales vestidos de la fiesta de La Vijanera, | Román G. Aguilera (efe)
Dos vecinos de Silió disfrazados con los tradicionales vestidos de la fiesta de La Vijanera, | Román G. Aguilera (efe)

ientos de personas asistieron ayer, en la localidad de Silió, en el municipio cántabro de Molledo, a la 38 edición de La Vijanera, tradición ancestral declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional, que abre el calendario de los carnavales europeos de 2020.

La mascarada de este año contó con más de 150 participantes, ataviados con 90 trajes distintos, muchos de ellos dedicados a la naturaleza.

Todos ellos interpretaron alrededor de 60 personajes, entre los que se encuentra “la madama”, “el mancebo”, “los trapajones”, “el oso” y “su dueño”, “el pasiego”, “el caballero”, “la Pepa” o “Pepona”, “el médico”, “el domador” “el húngaro”, “el viejo” y “la vieja”, todos estos personajes estaban vestidos de manera vistosa y con una función y un simbolismo propios.

La jornada comenzó a las siete de la mañana con el toque de los campanas por el pueblo y prosiguió con la salida de los vijaneros por las calles del pueblo.

Otros momentos importantes de la mañana fueron la captura del oso, la defensa de la raya, la muerte del oso y las coplas, en las que se trata de hacer crítica del año que acaba de finalizar.

También tuvieron una presencia destacada las pandereteras de valle y numerosos músicos tocando de forma libre por distintas partes del pueblo con el objetivo de recrear el ambiente de las vijaneras antiguas.

Sobre esta fiesta, que conmemora el solsticio de invierno, el presidente de la comunidad cántabra, Miguel Ángel Revilla, destacó que constituye un “reencuentro con las raíces”, un evento que cada año acoge a más visitantes, que incluso vienen desde distintos puntos de España, para ver este “espectáculo único”. Revilla también aseguró que la fiesta es “puro arte e historia” y  apostó por reconocer la implicación del pueblo.

Fiesta de origen pagano

Desde el ministerio, la coordinadora del Plan nacional de Salvaguarda del Patrimonio Inmaterial, María Pía Timón, apoya totalmente la tramitación de la declaración de la Vijanera como Bien de Interés Cultural Inmaterial.

Destacó que es la única mascarada de España que aglutina todos los rituales de casi todas las fiestas de España y el nivel de implicación y participación tan alto.

Por su parte, la Asociación La Vijanera, explica que se trata de una fiesta de origen pagano que se recuperó en los años 80 y destacaron que desde entonces está cogiendo auge. Es la primera mascarada de invierno de las que se hacen en el norte de España y en Europa, y abre el ciclo con personajes que cuentan cada uno con su identidad y personalidad.

Comentarios