domingo 20.10.2019

Un peruano de 14 años crea un banco solo para niños

Adolfo Quisocala es el creador del “Eco Bando del Estudiante”, una iniciativa que promueve la recolección de residuos sólidos para generar “Eco Monedas” y hacer realidad así los sueños de muchas familias
Adlofo Quisocala muestra la tarjeta que inventó | josé jácome (efe)
Adlofo Quisocala muestra la tarjeta que inventó | josé jácome (efe)

on tan solo 14 años, José Adolfo Quisocala Condori, logró que en Arequipa, en el sur de Perú, los niños tengan su propio banco, con tarjeta de crédito incluida.

El joven fue el expositor principal ayer de un encuentro organizado por la Caja Central Financoop, un gremio de cooperativas ecuatorianas de ahorro y crédito, para conmemorar sus veinte años de existencia apegada a las finanzas inclusivas y solidarias.

Con una sencillez que surge de su origen humilde, Quisocala se presentó en Quito como todo un erudito en su campo de actividad, con el temple de su experiencia, con siete años al frente de un banco que comenzó con una silla y una mesa y que ahora cumple con los sueños de 3.500 niños en su ciudad natal. Se trata del “Eco Banco del Estudiante”, que promueve la recolección de residuos sólidos, cuya gestión se convierte en lo que llama “Eco Moneda”, con la que los niños arequipeños pueden realizar operaciones financieras, ahorrar para el futuro y ayudar a la sostenibilidad del medio ambiente.

Todo comenzó cuando tenía siete años, al apreciar los múltiples problemas económicos que afrontaban él, sus compañeros y sus familias. Los padres “tenían problemas económicos y, sobre todo, deudas en los bancos”, lo que generaba a menudo conflictos familiares, relató a Efe el adolescente, y dijo que esa realidad le movió a emprender su proyecto.

Él se propuso ayudar a los niños, para que no sufrieran lo que sus progenitores, e identificó que los menores, al disponer de algún dinero, repetían el círculo de gasto superfluo de los mayores. Por eso fue a la caza de los sueños de sus compañeros, a quienes preguntaba qué querían poseer y cómo podían conseguirlo, para constatar que era el factor económico el principal obstáculo de esos anhelos.

Pero el proyecto va más allá y su director lo destaca con énfasis: “La ayuda a los demás”. Por eso, no cree que su idea tenga un fin de lucro, sino que busca que la solidaridad se convierta en un espacio para cumplir los sueños de la gente.

Comentarios