Domingo 20.01.2019

Galicia ensaya con éxito un programa de rastreo de aves

El seguimiento se ha probado en dos cormoranes del Parque Nacional de las Illas Atlánticas, asignándoles dos dispositivos GPS con los que se han conocido sus posiciones durante los últimos seis meses

Una bandada de cormoranes sobrevuela el cielo | EFE
Una bandada de cormoranes sobrevuela el cielo | EFE

El Parque Nacional das Illas Atlánticas de Galicia culmina con éxito los ensayos de un programa piloto para el seguimiento remoto de las poblaciones de cormoranes. La iniciativa arrancó el pasado mes de junio, cuando se equipó con dispositivos de localización remota a dos ejemplares pertenecientes al propio parque con el objetivo de poner a punto la metodología con vistas a realizar un proyecto de seguimiento de mayor alcance, ya que apenas existen antecedentes de su uso con esta especie de aves.

Los cormoranes que se han seguido son dos hembras, una pertenece a la colonia de Sagres, al norte de Sálvora, y la otra a la isla de Ons. Para su localización emplearon dispositivos ultraligeros, de apenas 17 gramos, que transmiten posiciones GPS por la red GSM, la misma que utilizaban los teléfonos móviles. Los datos recogidos en estos meses sugieren que una parte importante de los cormoranes del Parque Nacional das Illas Atlánticas podría estar alimentándose de forma rutinaria fuera del espacio protegido, y que incluso pasarían largas temporadas lejos de él.
Si se confirman estos datos, el hallazgo tendría importantes implicaciones a la hora de diseñar e impulsar estrategias de conservación efectivas para estas poblaciones amenazadas que cuentan con uno de los núcleos reproductivos más importantes de la especie en el archipiélago de las Illas Cíes. En vista de los buenos resultados de la experiencia piloto, la intención del parque es darle continuidad durante el año 2019 y ampliar el seguimiento remoto a más ejemplares de aves que habitan en el entorno..

En el marco de la investigación recopilaron más de 4.000 posiciones con las que fue posible conocer muy de cerca los movimientos de estos dos ejemplares. También se comprobaron que las dos hembras tienen hábitos distintos. La de Ons llegó a desplazarse hasta A Illa de Arousa y acostumbra a pasar largas temporadas lejos del parque. La de Sagres se desplaza poco y es raro que abandone las aguas de Aguiño, en Ribeira.

Comentarios