• Miércoles, 20 de Junio de 2018

Galicia dispone de una gran oferta para pasar la Navidad

Galicia dispone de una gran oferta para pasar la Navidad
El belén de Begonte es una de las citas turísticas de estas fechas navideñas | efe
El belén de Begonte es una de las citas turísticas de estas fechas navideñas | efe

Al margen de sus típicas estampas de peregrinos recorriendo el Camino de Santiago, de sus parques naturales y sus incomparables playas, Galicia va más allá y se transforma en uno de los lugares más atractivos para celebrar la Navidad.
Con la llegada de los últimos días del año y las fechas festivas de la Navidad, la Comunidad ofrece a los viajeros una solución alternativa a las habituales de estas tierras.
Las imágenes de los peregrinos atravesando el Camino de Santiago, de los parajes naturales de las Rías Baixas o de playas de postal como As Catedrais en la Mariña lucense se sustituyen ahora por otras posibilidades, que varían desde el arraigo a lo tradicional hasta propuestas de lo más cosmopolita.
Así pues, Galicia arrastra consigo una larga tradición de belenes artesanales, que se reparten a lo largo y ancho de toda la autonomía y ofrecen al visitante la oportunidad de descubrir trabajos tan logrados como el nacimiento electrónico de Begonte (Lugo) o el belén artesanal en movimiento y de gran tamaño de la localidad pontevedresa de Valga, ambos declarados Fiestas de Interés Turístico de Galicia. Este último llega a incluir entre sus personajes a figuras de la cultura gallega como Rosalía de Castro o Castelao, mientras que el primero destaca, además de por sus mecanismos, por ser renovado anualmente por sus autores: los desinteresados vecinos de esta pequeña localidad lucense.
No obstante, no son los únicos a reseñar, ya que en las ciudades también se instalan nacimientos de importante tamaño o tradición, todos con distintos detalles, e incluso en las villas hay propuestas como las de Viveiro (Lugo), donde se halla un belén gigante a escala natural. Esta tradición artesana se refleja en Galicia de otras formas, como la constante aparición, a lo largo del mes de diciembre, de los mercadillos de Navidad en las principales plazas de sus pueblos y ciudades, en las que se exhiben y venden todo tipo de productos artesanos y culinarios.