La exposición multisensorial de Van Gogh llega a España

La exposición multisensorial de Van Gogh llega a España
Desde ayer se puede visitar en el Pabellón de la Navegación de Sevilla | efe
Desde ayer se puede visitar en el Pabellón de la Navegación de Sevilla | efe

Es un pintor tan popular que la oreja que se cortó en un acceso de locura da nombre a un grupo pop, y ahora una enorme reproducción tridimensional de esa oreja indica la entrada de “Van Gogh Alive”, que no es exactamente una exposición sino una “experiencia multisensorial” destinada al gran público.
Sevilla es la primera ciudad de España que recibe esta muestra, integrada por tres mil imágenes que, proyectadas en techo, luz y paredes tratan de ofrecer “una sinfonía envolvente de luz, color y sonido”, y la número 36 que “Van Gogh Alive” visitó en cuatro continentes. La parte central de la muestra, que desde ayer puede visitarse en el Pabellón de la Navegación de Sevilla, es una sala de casi un millar de metros cuadrados de extensión y unos seis metros de altura en el que en una veintena de pantallas colosales, en el techo y en el suelo se proyectan obras del genial pintor a todo color.
Simultáneamente, las proyecciones se acompañan de música clásica y, entre la proyección de los obras del pintor se intercalan algunas animadas, de modo que alguno de sus paisajes que reproducen molinos de viento, estos mueven sus aspas, como sucede en las películas de animación. Antes de acceder a esta gran sala, “Van Gogh Alive” propone un recorrido de carácter didáctico por la vida y la obra del pintor, efectuado, como en exposiciones convencionales, a través de paneles explicativos de texto e imagen. Otras dos salas se reservaron para que los estudiantes puedan demostrar sus habilidades pictóricas copiando obras del maestro, bien sobre paredes forradas a tal efecto de papel o sobre caballetes dispuestos con el mismo fin.
Rob Kirk, director de Grande Exhibitions, empresa que produjo la muestra, explicó que esta ya fue visitada por millones de personas y que, a la vez que en Sevilla, se puede visitar estos días en Atenas, Verona y Abu Dabi. Insiste en que la muestra persigue “romper barreras” para que la gente que habitualmente no visita museos se anime a entrar en contacto con el mundo del arte.