• Miércoles, 23 de Mayo de 2018

Amaia y Alfred temen “decepcionar a la gente”

La ganadora y el cuarto clasificado del fenómeno musical y televisivo del último año, “Operación Triunfo 2017” Amaia Romero y Alfred García

Amaia y Alfred temen “decepcionar a la gente”
Los representantes de España en Eurovisión 2018, Amaia Romero y Alfred García | kiko huesca (efe)
Los representantes de España en Eurovisión 2018, Amaia Romero y Alfred García | kiko huesca (efe)

La ganadora y el cuarto clasificado del fenómeno musical y televisivo del último año, “Operación Triunfo 2017” Amaia Romero y Alfred García, apenas tuvieron un minuto para asimilar su fama recién adquirida, capaz de arrastrar a miles de personas.
“A veces esa expectación nos da un poco de miedo... o quizás es más respeto por sentirte responsable de toda esa gente. Nos da miedo decepcionarles”, reconoce el 50% femenino de este dúo artístico circunstancial, armado para representar a España en Eurovisión 2018. De esa fama se quedan con lo bueno. “Todo se lo voy a devolver a mis seguidores, porque las canciones son de quienes las escuchan y todo lo mío ahora es suyo”, promete Alfred. Por otro lado, un “impulso” y su pasado en otro concurso, “El número 1”, llevó a Amaia al “cásting” de “Operación Triunfo”. “Desde pequeña tuve claro que me quería dedicar a la música”, afirma esta joven pamplonesa de 19 años, que achaca a su hermano y a sus padres su variado gusto musical, de los Beatles a Marisol. “Me hubiese gustado hacer algo de flamenco en ‘OT’”, confiesa la artista, que se sintió especialmente orgullosa de su “Shake it out”, de Florence & The Machine, con la que encandiló a media España. Amaia se declara “muy afortunada” por contar entre los compositores de su esperado primer disco con Rozalén o El Kanka.

De todos los consejos, se queda con uno especialmente oportuno para su futura carrera: “Que no decidan por mí, que si quiero hacer un tipo de música sea fiel a mis ideas y que no me lleven como una marioneta”, proclama. Tanto ella como Alfred representarán a España en la gran final de Eurovisión el 12 de mayo en Lisboa. En la puesta en escena, anticipan, habrá luz. “Una luz que va a iluminar lo que se tiene que ver, que es lo que sentimos el uno por el otro”, subraya Alfred, cuya relación con Amaia va más allá de lo meramente musical. Uno de sus grandes rivales será la israelí Netta, una artista muy particular que se disparó en las últimas horas al primer lugar de las apuestas. “Me gusta lo que hace al principio, esos sonidos con loops”, apunta Alfred, sin apenas tiempo para más de una escucha. Ellos mismos están en la primera línea para el triunfo en el festival europeo, novenos en los pronósticos. “No nos pone nerviosos, porque puede pasar cualquier cosa. Bueno, eso me han dicho, porque yo no sabía ni que había apuestas”, reconoce Amaia con su conocida honestidad.

“Cuando nos presentamos a OT, no pensábamos en Eurovisión. Nos quedamos un poco sorprendidos”, prosigue, antes de confesar su gusto por otra de las canciones de la preselección, “Lo malo”, de Aitana y Ana Guerra. Este viernes se subirán al escenario del Palacio Vistalegre de Madrid para reunirse con sus compañeros en la continuación de su gira nacional.