martes 1/12/20

Desplegados 725 militares para paliar cuatro incendios graves

La UME mantiene desplegados hoy sábado un total de 725 militares para hacer frente a tres incendios declarados.

Desplegados 725 militares para paliar cuatro incendios graves. Archivo
Desplegados 725 militares para paliar cuatro incendios graves. Archivo

La Unidad Militar de Emergencias (UME) mantiene desplegados este sábado un total de 725 militares y 191 vehículos para hacer frente a tres incendios que se declararon este viernes en Gavilanes (Ávila), Toledo capital y Almorox (provincia de Toledo), así como para reforzar las labores de extinción en el de Tarragona que comenzó el pasado miércoles.

Según el Ministerio de Defensa, en Ávila, donde el fuego empezó a propagarse durante la tarde de este viernes, actúan 172 militares con el refuerzo de 52 vehículos.

A la ciudad de Toledo y sus alrededores se han dirigido un total de 289 militares para reforzar la extinción de los incendios que se mantienen activos en urbanizaciones de la propia ciudad castellano manchega y sus alrededores: allí actúan 130 efectivos con el apoyo de 20 vehículos.

En Almorox, al noroeste de la provincia de Toledo, trabajan los 159 efectivos restantes en dispositivos desplegados por distintos puntos de Castilla-La Mancha y Madrid.

Pese a que el fuego en la región catalana de Ribera d'Ebre (Tarragona) se encuentra en vías de estabilización -según el conseller de Interior, Miquel Buch- ha arrasado unas 6.000 hectáreas, y la UME mantiene en el terreno 264 efectivos para realizar tareas de "vigilancia", "refresco" y "ataque a focos".

La UME ha proporcionado personal del batallones de Intervención en Emergencias, del Regimiento de Intervención y Apoyo en Emergencias y del Batallón de Transmisiones, así como cinco aviones anfibios del Ejército del Aire y tres helicópteros del Ejército de Tierra.

También informa que el despliegue del refuerzo militar procede de sendas peticiones realizadas desde las comunidades autónomas de Castilla-La Mancha, Madrid, Castilla y León y Cataluña.

Por su parte, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha enviado dos aviones anfibios y dos helicópteros con una capacidad de 10.000 litros de agua para combatir el fuego desde el aire a Gavilanes (Ávila), así como otro avión de observación y comunicaciones para obtener imágenes en tiempo real de la propagación de las llamas.

Según ha informado a través de un comunicado, a Toledo y Almorox se han desplazado cuatro aviones anfibios y otro helicóptero, mientras que desde tierra actúan sobre toda la región tres brigadas de refuerzo que se trasladan en cinco helicópteros de transporte.

A Tarragona, además, se han enviado dos aviones de extinción.

Comentarios