sábado 31/10/20

UGT financió algunos gastos sindicales con las tarjetas opacas de Caja Madrid

El exmiembro de UGT en la Comisión de Control de Caja Madrid, Rafael Eduardo Torres desveló ayer que las dietas que recibía por asistir a esta comisión las ingresaba en UGT y además usaba su tarjeta “opaca” para gastos relacionados con sus labores sindicales, como impresión de circulares, viajes o comidas.
 

El exlíder de UGT Madrid, José Ricardo Martínez, sale del juzgado	efe
El exlíder de UGT Madrid, José Ricardo Martínez, sale del juzgado efe

El exmiembro de UGT en la Comisión de Control de Caja Madrid, Rafael Eduardo Torres desveló ayer que las dietas que recibía por asistir a esta comisión las ingresaba en UGT y además usaba su tarjeta “opaca” para gastos relacionados con sus labores sindicales, como impresión de circulares, viajes o comidas.
Fuentes jurídicas señalaron que Rafael Eduardo Torres dio esta explicación durante su declaración ante el juez Fernando Andreu, que retomó los interrogatorios a los usuarios imputados por el uso de las tarjetas opacas de Caja Madrid.
En concreto, trece nuevos imputados por el uso de tarjetas “black” han declarado ante Andreu, entre ellos el sindicalista de UGT Rafael Eduardo Torres, que gastó unos 80.000 euros.
En su declaración ante el juez y siempre según fuentes jurídicas, Torres explicó que las dietas que recibía por acudir a la Comisión de Control de Caja Madrid se ingresaban en una cuenta del sindicato, y que por ello, parte del dinero de la tarjeta “black” lo usaba para pagar gastos derivados de su actividad como representante de UGT, tales como viajes, comidas, papelería o imprenta.
Además, añadió que UGT estaba al corriente de esta actividad, y que la Comisión Ejecutiva Estatal del sindicato la vigilaba y la avalaba.
Incluso, dijo ante el juez Andreu que toda esta actividad debe estar justificada en el Informe Anual de la Comisión Ejecutiva Estatal del sindicato.
Torres, que formó parte de la Comisión de Control de Caja Madrid entre 2001 y 2006 como representante de UGT elegido por los trabajadores de la entidad, utilizó la tarjeta “black” meses después de dejar su cargo, ya que según aseguró, desde la antigua caja le dijeron que podía usarla “hasta que funcionara”.  
Por su parte, la Federación de Servicios de UGT, FeS-UGT, aseguró ayer que la mayoría de los gastos de su representante en Caja Madrid, Rafael Torres, correspondieron a su actividad de representación sindical, informó el sindicato en un comunicado.
El sindicato recordó que en una rueda de prensa del 6 de octubre ya afirmó que “la mayoría de los gastos” que realizó Torres correspondieron “a la actividad de representación de los trabajadores y de los representantes sindicales de los órganos unitarios de Caja Madrid”.
También aseguró que si se demostrara que Rafael Torres hubiera cometido alguna ilegalidad, la organización se compromete a devolver “el dinero que el juez Fernando Andreu estime necesario”. 

Comentarios