Torrent propone a Jordi Sánchez y da tiempo a JxCat para lograr apoyo

Artadi, Torrent y Pujol | marta pérez (efe)

El presidente del Parlament, Roger Torrent, hizo ayer oficial la propuesta de Jordi Sánchez como candidato a la investidura, una opción que no cuenta con el visto bueno de la CUP, a la que JxCat planteará una nueva proposición programática

El presidente del Parlament, Roger Torrent, hizo ayer oficial la propuesta de Jordi Sánchez como candidato a la investidura, una opción que no cuenta con el visto bueno de la CUP, a la que JxCat planteará una nueva proposición programática con algunos guiños “republicanos” para lograr su apoyo.
La portavoz de Junts per Catalunya (JxCat), Elsa Artadi, explicó que su grupo parlamentario pidió ayer “tiempo suficiente” al presidente del Parlament, Roger Torrent, para poder cerrar un acuerdo con la CUP antes del pleno de investidura, para el que han propuesto a Jordi Sánchez. El presidente del Parlament ha concedido esto último y no ha fijado la fecha del pleno.
Así lo explicó en rueda de prensa, junto al portavoz adjunto del grupo, Eduard Pujol, después de que ambos se reuniesen con Torrent en el marco de la ronda de consultas para la investidura.

Preacuerdo
Artadi explicó que JxCat comunicó a Torrent que su candidato es Sánchez –ahora en prisión preventiva–, después del “preacuerdo” logrado con ERC y que entre hoy y mañana será sellado por ambas formaciones, confirmó.
Pero los dirigentes de JxCat también pidieron al presidente del Parlament que el pleno “no sea de aquí a 48 horas, para acabar de cerrar las negociaciones con la CUP”, apuntó Artadi. “Le hemos pedido poder tener unos días para hacer esto”.

Y es que si bien el preacuerdo con ERC se encuentra “muy avanzado” y “sin duda se llegará a un acuerdo”, JxCat trata de intentar que “haya suficiente tiempo entre ayer y el pleno para poner una propuesta sobre la mesa de la CUP” y que los anticapitalistas “tenga tiempo, con sus procesos y órganos internos, para decidir”.
Aunque no quiso avanzar detalles de ese preacuerdo, sugirió que “se basa en la construcción de la república, en los valores republicanos, con un componente central que es el proceso constituyente que todos compartimos”.
Pero sobre la decisión de la CUP de abstenerse en la eventual investidura de Sánchez, Artadi restó importancia y opinó que esa posición no fue una “gran sorpresa”, pues admitió que el pasado viernes por la noche se llegó “muy justos de tiempo”, por lo que las asambleas territoriales de los anticapitalistas no disponían de toda la información sobre el estado real de las negociaciones.
Es por ello que se mostró confiada en que la CUP avale el acuerdo definitivo con JxCat y ERC: “Hay suficientes elementos de unidad y consenso del independentismo para llegar a este acuerdo”.
Preguntada sobre el hecho de que el exconseller de Interior Joaquim Forn, en prisión preventiva, haya defendido que el líder de JxCat, Carles Puigdemont, y el exconseller Antoni Comín, ambos en Bélgica, renuncien a su escaño “si aritméticamente es necesario” para poder investir a Sánchez, Elsa Artadi lo descartó rotundamente: “No planteamos la posibilidad de que Puigdemont deje su escaño. Nuestra prioridad es llegar a un acuerdo con la CUP”.

Autorización judicial
Por último, explicó que será el abogado de Jordi Sánchez quien pedirá la autorización judicial para poder asistir al pleno, una vez Torrent haga oficial quién es el candidato propuesto y la fecha de dicho pleno de investidura.
Artadi se mostró convencida, en todo caso, de que se permitirá a Sánchez asistir a la investidura, al recordar que en el pleno de constitución del Parlament “el juez decidió que Sánchez tenía derecho a votar, aunque no fuera adecuado venir físicamente”.
Además, Artadi recordó que el propio Tribunal Constitucional, respecto a Carles Puigdemont, señaló que “era imprescindible que el candidato esté físicamente en el Parlament para su investidura”, mediante una autorización judicial.