• Martes, 13 de Noviembre de 2018

Torra ve indecente que se suspenda a los diputados y no pedirá las actas

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, aseguró que no pedirá el acta a los seis diputados suspendidos de cargo público por el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, y consideró que esta decisión, que calificó de indecente, “ataca directamente a la soberanía del Parlament”.

Torra ve indecente que se suspenda a los diputados y no pedirá las actas
El vicepresidente de Ómnium, Marcel Mauri espera en Lledoners junto a las mujeres Josep Rull y Jordi Turull | susana sáez (efe)
El vicepresidente de Ómnium, Marcel Mauri espera en Lledoners junto a las mujeres Josep Rull y Jordi Turull | susana sáez (efe)

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, aseguró que no pedirá el acta a los seis diputados suspendidos de cargo público por el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, y consideró que esta decisión, que calificó de indecente, “ataca directamente a la soberanía del Parlament”.
Lo dijo ayer en una rueda de prensa desde Edimburgo (Escocia) junto a la exconsellera Clara Ponsatí y su abogado, Aamer Anwar, después de haberse reunido con ella.
“Volvemos a ver de nuevo cómo la separación de poderes en España es un mito” y la lucha de Cataluña no es contra el Gobierno sino contra el conjunto de poderes estatales, dijo el presidente catalán sobre la decisión de Llarena.
Por su parte, la coordinadora general del PDeCat, Marta Pascal, se mostró ayer a favor de mantener en sus escaños a los diputados suspendidos por el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena.
“Pedimos fortaleza al Parlament”, reclamó, con el objetivo de que los diputados suspendidos “sigan ejerciendo” sus funciones en la cámara autonómica.
Pascal hizo estas declaraciones durante su participación en la concentración convocada ante la prisión de Lledoners para pedir la libertad de los políticos independentistas en prisión.
La coordinadora del PDeCat criticó la decisión de Llarena de suspender de cargo público a los cinco diputados catalanes en prisión preventiva y al expresidente Carles Pugidemont.
En el mismo sentido se pronunció el expresidente de la Generalitat Artur Mas, que consideró un “abuso” la decisión del juez Llarena y denunció que el magistrado utiliza la ley para suspender a gente “que no son terroristas, son pacifistas”.
Por su parte, la líder de Cs en Cataluña, Inés Arrimadas, advirtió ayer a los partidos independentistas que piden votar la suspensión de diputados soberanistas de que se está abriendo la puerta a que se vote en el Parlament si se debe o no suspender a alguien que haya sido condenado por corrupción.
Arrimadas tachó de barbaridad esa interpretación de los textos jurídicos porque considera que “el reglamento puede incrementar la responsabilidad política, pero no puede rebajar la exigencia penal” de la ley.
En el mismo sentido, el líder del PSC, Miquel Iceta, dijo ayer que “las resoluciones judiciales no se votan en los parlamentos”. “Las decisiones judiciales hay que respetarlas”, señaló Iceta.
Además, el líder del PP Catalán, Xavier García Albiol, consideró propia de “regímenes totalitarios” la reacción de los partidos independentistas respecto a la suspensión de diputados y recordó que el Parlament no está “por encima del bien y del mal”. l