lunes 09.12.2019

Torra recurre para que el tribunal eleve su causa a la justicia europea

El president considera que se le ha privado del derecho a que su causa sea vista por un juez imparcial
Torra saluda a sus simpatizantes a su llegada al Tribunal Superior de Cataluña | aec
Torra saluda a sus simpatizantes a su llegada al Tribunal Superior de Cataluña | aec

La defensa del presidente de la Generalitat, Quim Torra, interpuso un recurso de súplica ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña para que eleve su causa por desobediencia a la justicia europea, al considerar que se le privó del derecho a un juez imparcial.

En un escrito, dirigido a la sala civil y penal del TSJC, Torra recurre la decisión del alto tribunal catalán de no admitir, en el juicio del lunes por desobediencia por no retirar a tiempo los lazos amarillos en periodo electoral, cinco cuestiones prejudiciales que planteó para denunciar que se habían vulnerado sus derechos en este procedimiento.

En el recurso, Torra exige que se eleven estas cuestiones prejudiciales al Tribunal de Justicia de la Unión Europea y que se declare nula la decisión que adoptó “in voce” el presidente del tribunal, José Maria Barrientos, que las rechazó por “extemporáneas”.

Momento procesal

Barrientos rechazó admitir las cuestiones prejudiciales durante el trámite de informe de la vista oral al considerar que la defensa de Torra, ejercida por el abogado Gonzalo Boye, las había solicitado en el momento procesal equivocado.

Según el magistrado, Boye no debería haber planteado estas cuestiones en su informe final, sino antes de elevar sus calificaciones a definitivas para dar así la oportunidad al resto de las partes de formular las alegaciones que fuesen pertinentes.

Sin embargo, el president considera que este razonamiento “no puede calificarse sino de mero pretexto con la única pretensión de vulnerar” sus “derechos” puesto que, asegura, no existe ningún “precedente” que impida plantear cuestiones al Tribunal de la Unión Europea durante la fase de los informes.

“El argumento usado por el tribunal para inadmitir a trámite nuestras cuestiones prejudiciales no solo se aparta de la legalidad sino que, además, carece de cualquier tipo de apoyo doctrinal o jurisprudencial”, sostiene Torra, que denuncia que la sala de enjuiciamiento “ha prescindido total y absolutamente de las normas de procedimiento causando efectiva indefensión”.

Las consultas que el presidente catalán solicita que se eleven al tribunal de Luxemburgo cuestionan si en el proceso en su contra se ha visto vulnerado el derecho a un juez imparcial, lo que llevó ayer a la defensa a pedir la nulidad del causa, medida que también fue rechazada.

Entre otros, el recurso cuestiona si la instrucción del caso se ha visto perjudicada por haber sido dirigida por un magistrado “propuesto por un partido parlamentario de la oposición que ha marcado públicamente como objetivo político que el acusado deje de ostentar el cargo público para el que ha sido democráticamente elegido”.

Comentarios