miércoles 21/10/20

Torra pone a Llach al frente de un consejo de “debate constituyente”

El Govern de Quim Torra creó ayer el consejo asesor que impulsará el Foro Cívico y Social para organizar el Debate Constituyente de una “república catalana”, una “herramienta republicana” para avanzar en la “autodeterminación”, que capitaneará el cantautor y exdiputado Lluís Llach.

Llach y Torra llegan a la presentación del Foro Cívico | andreu dalmau (efe)


En un acto solemne en la Sala Torres Garcia del Palau de la Generalitat, Torra presentó ayer este consejo asesor liderado por Llach, que será el encargado de organizar un espacio de debate ciudadano, en el marco de este Foro, que puede contribuir a la elaboración de las bases de una eventual Constitución catalana.

Defendió que el organismo se creó a partir de la ley de consultas populares de 2014, no va a poner en marcha el “proceso constituyente” de una “república catalana”, sino que se encargará simplemente de organizar los debates al respecto.

Como este consejo asesor no prevé iniciar un proceso constituyente ni redactar una Constitución catalana, sino solo articular un debate ciudadano, a Torra ni “se le pasa por la cabeza” que el Gobierno pueda impugnar esta iniciativa.

El pasado 25 de septiembre, en la presentación de su Plan de Gobierno, Torra avanzó que activaría el grupo impulsor de este foro, para el que será necesaria la “colaboración de los ciudadanos que libremente deseen participar en esta fase cero, para establecer unas bases de un proyecto de Constitución de Cataluña”.

También el cantante Lluís Llach, puntualizó que la función del ente que presidirá “no es redactar la constitución” ni tampoco “iniciar un proceso constituyente” sino únicamente la de 
“fomentar el debate”.

Llach explicó que, una vez creado el consejo y después el propio Foro Cívico y Social, estos no se someterán a la dinámica política e institucional y podrán trascender a la legislatura actual, por lo que podrían continuar sus trabajos en otra legislatura si fuesen convocadas elecciones en los próximos meses.

Por su parte, JxCat y ERC negaron ayer que la legislatura esté muerta, como dice la CUP, y han defendido el nuevo “consejo asesor” para impulsar el Foro del debate constituyente, al que ven como “un instrumento importante” en la línea de los compromisos adquiridos de avance del proceso independentista.

Mientras, la CUP recela del “consejo asesor” y anunció que no avalará iniciativas que tengan un carácter “retórico o simbólico” y no impliquen una ruptura con el Estado, reiteraron que “la legislatura está tocada de muerte”.

La diputada de la CUP Natália Sánchez explicó que su formación sigue siendo muy partidaria de iniciar un proceso constituyente en pero siempre y cuando sea “vinculante y desde la base” y, además, “culmine con una proceso de ruptura.

Comentarios