miércoles 21/10/20

Torra no logra ser investido president y tendrá que esperar a la decisión de la CUP

El candidato de JxCat a la investidura, Quim Torra, elevó ayer el tono en la defensa de una “república catalana” para intentar seducir a la CUP, aunque no logró, como ya se preveía, la mayoría absoluta

El candidato de JxCat a la presidencia de la Generalitat, Quim Torra | alberto estévez (efe)
El candidato de JxCat a la presidencia de la Generalitat, Quim Torra | alberto estévez (efe)

El candidato de JxCat a la investidura, Quim Torra, elevó ayer el tono en la defensa de una “república catalana” para intentar seducir a la CUP, aunque no logró, como ya se preveía, la mayoría absoluta necesaria en primera votación, por lo que tendrá que esperar al segundo intento de mañana.

En la primera votación de su investidura, Torra no alcanzó la mayoría absoluta requerida –obtuvo 66 votos a favor de JxCat y ERC, 65 en contra de Ciudadanos, PSC, Catalunya en Comú-Podem y el PPC y cuatro abstenciones de la CUP–, por lo que tendrá que esperar a la segunda votación de mañana, en la que le bastaría, esta vez sí, la abstención de la CUP para ser investido por mayoría simple.
Había expectación por saber el listón reivindicativo que marcaría Torra en su discurso de investidura en la primera sesión, convocada para ayer, en vísperas de que el consejo político de la CUP decida hoy si sus cuatro diputados en el Parlament deben facilitar o no la investidura del candidato propuesto por Carles Puigdemont.

Y, a juzgar por los compromisos que enumeró a lo largo de su discurso de cerca de 50 minutos, Torra buscó constantemente la complicidad de la CUP, al prometer que será “leal al mandato del 1-O” para “construir un Estado independiente en forma de república”. Torra anunció asimismo que impulsará una “propuesta de Constitución de la república de Cataluña”, posterior a un proceso constituyente, y aseguró que persistirá en intentar investir a Puigdemont, a quien sigue considerando como el president “legítimo”. Precisó que este proceso constituyente será un gran debate sobre cómo los catalanes quieren que sea la Cataluña del futuro, institucional y económicamente: “Me pregunto ¿a quién puede darle miedo que nuestro país se construya desde la máxima radicalidad posible?”.

Cuarto
El cuarto candidato a la investidura de JxCat –tras los fallidos intentos de Puigdemont, Jordi Sànchez y Jordi Turull– dejó claro que, si es investido, él y su Govern asumirán “toda la responsabilidad” que se derive de sus actos y trabajará “sin descanso por la república”. Uno de sus ejes del Govern será precisamente la “recuperación” de las instituciones, para lo que creará un “comisionado” adscrito al Departamento de la Presidencia que elaborará un “plan de choque” para revertir los efectos “negativos” del 155.
Con el expresidente de la Generalitat Artur Mas y los expresidentes del Parlament Ernest Benach y Núria de Gispert, Torra prometió retirar la demanda contra Mas por el 9-N, a la que se sumó la Generalitat durante la aplicación del artículo del 155.

Torra ofreció además su “mano tendida” al Ejecutivo de Mariano Rajoy, para abrir un diálogo que permita resolver el conflicto “de gobierno a gobierno”, y reprochó a Felipe VI su papel en la crisis catalana: “Majestad, así no”.
También apeló a la movilización ciudadana para conseguir la república: “La libertad de Cataluña no será obra del Parlament ni del Govern, sino que os la habéis ganado vosotros, catalanes. No renunciéis nunca a defenderla pacífica y radicalmente como habéis hecho”.

Comentarios