• Viernes, 19 de Octubre de 2018

Torra apela a la unidad del 1-O y ERC admite la debilidad del soberanismo

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, apeló ayer a la unidad y al “espíritu” del 1-O, mientras que el presidente del grupo parlamentario de ERC, Sergi Sabriá, coincidió en subrayar que “la unidad de acción no puede esperar más”, ya que el soberanismo está ahora “más débil”.

Torra apela a la unidad del 1-O y ERC admite la debilidad del soberanismo
Torra responde a una pregunta durante el pleno del Parlament | andreu dalmau (efe)
Torra responde a una pregunta durante el pleno del Parlament | andreu dalmau (efe)

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, apeló ayer a la unidad y al “espíritu” del 1-O, mientras que el presidente del grupo parlamentario de ERC, Sergi Sabriá, coincidió en subrayar que “la unidad de acción no puede esperar más”, ya que el soberanismo está ahora “más débil”.

En la sesión de control al presidente catalán en el Parlament, la primera desde julio, Torra reconoció que le “duele por toda la gente lo que ha pasado estos días” en la Cámara catalana, con el choque entre los socios del Govern por el voto delegado de los diputados suspendidos por el Supremo.

El martes ERC impidió que JxCat aplicase la vía de la desobediencia al Supremo para contabilizar el voto delegado de Carles Puigdemont, Jordi Sánchez, Jordi Turull y Josep Rull y, en consecuencia, los independentistas perdieron la mayoría en el pleno del Parlament, al no poder sumar más de 65 votos sobre un total de 135 escaños.

Ante este escenario de fractura independentista, Torra llamó a “recuperar el espíritu del 1-O”, que fue “eléctrico” y que “nos movilizó a todos” para “vencer lo imposible”, un espíritu, dijo, “de defensa, de desobediencia, de resistencia y de victoria”.

Torra, que lucía en la solapa una chapa en defensa de la libertad de los líderes independentistas presos, recomendó a los poderes del Estado que “abandonen toda esperanza de dividir” al soberanismo, porque “iremos hasta el final y ganaremos”.


Pero para ello pidió al conjunto del independentismo “organizarse, coordinarse y poner el foco en los derechos civiles, sociales y nacionales y en el derecho a la autodeterminación”. “Recuperemos el 1-O, recuperemos la declaración política de independencia del 27-O”, concluyó.

Por su parte, Sabriá aludió a la “mala tarde” que tuvieron el martes JxCat y ERC: “Hoy somos menos fuertes que ayer –por el martes–, un poco más débiles sin mayoría. Pero pese a esto tenemos que avanzar, sería imperdonable no caminar juntos en los días que vienen”.

“Los objetivos que compartimos son mucho más fuertes que las diferencias tácticas”, pero “cuando la dispersión estratégica se apodera de nuestro camino somos más débiles”, dijo Sabriá.

Por otra parte, el presidente de la Generalitat afirmó ayer en el Parlament que, ante el proceso soberanista, “la implicación de la Zarzuela y la Moncloa ha llegado a un grado de indecencia y de comportamiento mafioso”. Para él, “hasta ahora quien ha puesto en riesgo la cohesión y la convivencia catalana de manera irresponsable fue el Gobierno español” por lo que considera ataques al autogobierno y presiones tras el 1-O para que empresas se marcharan de Cataluña, y también implicó en ello a la Zarzuela.