martes 29/9/20

Test masivos y prohibir el baño en ríos, entre las medidas para frenar la subida de rebrotes

Suspenden la obligación de cierre de bares en Aragón mientras crecen las zonas en riesgo de confinamiento
La Cruz Roja participa en una campaña de la Generalitat para sensibilizar a los jóvenes para disminuir el riesgo de contagio | efe
La Cruz Roja participa en una campaña de la Generalitat para sensibilizar a los jóvenes para disminuir el riesgo de contagio | efe

Las comunidades autónomas siguen reportando nuevos casos de coronavirus y tomando medidas adicionales para frenar los brotes, como hacer PCR masivos o prohibir el baño en ríos.

Una de ellas fue Madrid, que ayer dio a conocer un nuevo brote, asociado a dos domicilios de un mismo edificio, con siete casos positivos y 14 contactos.

En esta comunidad, más del 95% de los locales de ocio nocturno cerraron en la primera jornada de protesta convocada por el sector a causa de las medidas decretadas por el Gobierno autonómico, que les obliga a cerrar a la 1.30 horas de la madrugada, según datos de la Plataforma por el Ocio de Madrid difundidos ayer.

En barrios como Malasaña o Chueca “prácticamente ha cerrado el 100% de los locales”, subrayan desde la organización.  

Para frenar nuevos focos, el departamento de Salud de la Generalitat de Cataluña anunció que hará también test masivos en Vilafranca del Penedés y Santa Coloma de Gramanet a partir del próximo lunes, sumándose así a los que esta semana se realizaron en Sabadell, Ripollet y Terrassa.

En este sentido, el Govern optó por cambiar la estrategia y decidió realizar cribados masivos para detectar asintomáticos e intentar así impedir la transmisión comunitaria del virus.

Esta decisión se toma en una jornada en la que Cataluña registró hasta ayer 105.566 casos confirmados acumulados de coronavirus, 1.275 más que en el recuento del viernes, según  la Conselleria de Salud catalana.

Por su parte, el gobierno regional de Extremadura notificó ayer 47 nuevos casos positivos de coronavirus en la región, 24 de ellos en Villarta de los Montes, por lo que la autoridad sanitaria decretó el aislamiento social de esta localidad pacense, de poco más de 400 habitantes.

En Andalucía, los brotes activos ascienden a 102, tras registrarse seis nuevos en las últimas horas, mientras los casos de contagiados confirmados por PCR subieron del viernes a ayer en 344.

En esta comunidad, una residencia de Motril (Granada) fue puesta en cuarentena tras el positivo de un empleado, que es uno de los ocho afectados en el brote detectado el viernes, y se les está realizando las pruebas PCR a los residentes en este centro.

Asimismo, el brote que se declaró a mediados de julio en la capital cordobesa relacionado con la asistencia de jóvenes a una discoteca aumentó en las últimas horas hasta los 133 positivos, 16 casos más, siendo el más numeroso de la comunidad andaluza y que la Junta dio por controlado el pasado fin de semana.

Entre las medidas adicionales que están tomando las comunidades autónomas y consistorios, se encuentra la adoptada por el ayuntamiento de Ribarroja (Valencia) de prohibir el baño en el río Turia ante la afluencia masiva de visitantes detectada durante estos últimos días.

En Zaragoza, dos ancianas de la residencia Casa Familiar de la Inmaculada de Burbáguena murieron en el hospital, lo que eleva a nueve el número de fallecidos desde que se desató el brote en este centro de mayores.

Asimismo, el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) suspendió de forma cautelar la obligación que impuso el Gobierno de Aragón el 5 de agosto a todos los establecimientos de hostelería de la Comunidad de cerrar a la una de la madrugada, pero mantiene esta medida para las comarcas de La Litera, Cinca Medio, Bajo Cinca, Bajo Aragón-Caspe, Comarca Central y municipio de Huesca.

En un auto fechado este jueves, el TSJA acepta de este modo parte de las reclamaciones de la Asociación de Cafés y Bares de Zaragoza y Provincia y la Asociación de Restaurantes de Zaragoza-Horeca, que presentaron un recurso para solicitar medidas cautelares y que se les permitiera cerrar los establecimientos a la hora que marcan las condiciones establecidas en su licencia y recuperar la actividad en las barras.

Asimismo, la Junta de Castilla y León pidió evitar reuniones de más 10 personas en 45 zonas básicas de salud de la comunidad autónoma, lo que afecta a varias capitales como Valladolid, Salamanca, Palencia y Soria y a centenares de municipios.

De hecho, Castilla y León contabiliza un total de 42 zonas básicas de salud, diez más que el viernes, cerca del confinamiento al arrojar tasas por encima de los cinco casos positivos de coronavirus por cada 10.000 habitantes, una situación en la que ya se encuentran inmersas las localidades de Íscar y Pedrajas en Valladolid y Aranda de Duero (Burgos).

Las provincias de Burgos y Salamanca, con once, continúan siendo las que se encuentran en una situación más delicada de la que solo Ávila se libra hasta el momento, según la Junta

Comentarios