miércoles 2/12/20

Los soberanistas defenderán mañana en un pleno la investidura de Puigdemont

La Junta de Portavoces aceptó ayer convocar un pleno urgente propuesto por Junts per Catalunya (JxCat), ERC y la CUP para reivindicar la figura de Carles Puigdemont

Torrent preside la reunión de la Junta de Portavoces | quique garcía (efe)
Torrent preside la reunión de la Junta de Portavoces | quique garcía (efe)

La Junta de Portavoces aceptó ayer convocar un pleno urgente propuesto por Junts per Catalunya (JxCat), ERC y la CUP para reivindicar la figura de Carles Puigdemont y defender su “derecho” a ser investido president, así como los “derechos políticos” de los diputados encarcelados o en el “exilio”. La reunión del Parlament se celebrará mañana a partir de las 10.00 horas.

Así lo confirmaron fuentes parlamentarias, tras la reunión de la Junta de Portavoces de la Cámara catalana, un día después de la detención de Puigdemont y tras la investidura fallida de Jordi Turull del pasado jueves.

La sesión comenzará con el debate y votación de propuestas de resolución de los diferentes grupos y continuará con el debate relativo al informe del Síndic de Greuges, Rafael Ribó, sobre el referéndum del 1 de octubre.
Entre las propuestas de resolución que se votarán figuran dos que pactaron los grupos independentistas para instar a la Cámara “a adoptar todas las medidas necesarias para garantizar” que Puigdemont, Turull y Jordi Sánchez puedan ejercer “sus derechos políticos”, que incluyen la posibilidad de ser investidos como president.

Tejer mayorías amplias
En la misma línea, CatComú registró otro texto que llama a tejer “mayorías amplias” para defender “los derechos políticos” de Puigdemont y el resto de independentistas procesados por su implicación en el referéndum del 1 de octubre y la declaración unilateral de independencia del 27 de octubre.
Mañana también se someterá a votación una propuesta donde se reclama la dimisión del presidente del Parlament, Roger Torrent, por su comportamiento “arbitrario y tendencioso” al frente da la institución. Por su parte, el PSC registró una propuesta en la que llama a potenciar el diálogo entre las diferentes fuerzas para promover un “proceso de reconciliación nacional”.

El pleno se celebrará apenas una semana después de que Jordi Turull se sometiera a una sesión de investidura que no prosperó, el día antes de que el Supremo decretara su ingreso en prisión preventiva.
Ese mismo día, el juez Pablo Llarena también acordó el procesamiento de 25 personas por delitos relacionados con el proceso independentista y la entrada en prisión de otros cuatro diputados –Carme Forcadell, Raül Romeva, Dolors Bassa y Josep Rull–, en paralelo a la salida del país de la dirigente de ERC Marta Rovira.
Mientras, la portavoz de CatECP en el Parlament, Elisenda Alamany, reconoció que estarían dispuestos a negociar un candidato a la investidura si no es de JxCat: “En la línea de arrastrar las grandes mayorías diversas y transversales que existen en Cataluña, un proyecto liderado por JxCat niega esa posibilidad”.

Recordó en rueda de prensa que el posicionamiento de JxCat y ERC sobre investir a un candidato de JxCat con apoyo de la CUP no cambió, por lo que tampoco cambia la posición de los comuns de no investir a nadie de JxCat –ni de Cs–.
“Continuamos creyendo que el Govern debe traspasar bloques para abrir una época en Cataluña que puedan responder a la actitud represiva del Estado”, dijo.
Insistió en que el bloqueo está en el punto del acuerdo que concreta que el candidato sea de JxCat, lo que invalida cualquier otra negociación para formar un Govern; pero reiteró que se plantearían dialogar “si están dispuestos a abrir ese escenario”. Además, insistió en acercar posturas con todos los agentes sociales y políticos.

Por eso celebró que el presidente del Parlament, Roger Torrent, empezase a hablar con los sindicatos, “haciendo suya” la propuesta del líder de los comuns, Xavier Doménech, que considera que ese frente debe ir desde la CUP hasta el PSC y desde UGT hasta Òmnium.
Preguntada por la propuesta de resolución que JxCat, ERC y la CUP registraron ayer para el pleno de mañana y que pide “todas las medidas necesarias para garantizar” que el expresidente Carles Puigdemont puede ser investido en el Parlament, se mostró partidaria de la defensa de los derechos políticos de los diputados.

Sin embargo, añadió que “el pleno debe ir más allá de constatar cosas que ligan con el sentido común y tiene que hacer cosas para avanzar” como el amplio bloque que defienden.
“No se avanza con simbolismos y constataciones”, concretó después de que ayer su grupo registrara una propuesta en la que rechaza la detención de los dirigentes independentistas, pero también insta a “trabajar para encontrar herramientas e instrumentos necesarios para recuperar las instituciones”.

Comentarios