lunes 30/11/20

Sánchez asegura que las clases volverán en septiembre en un entorno “seguro y saludable”

El presidente destacó 2.000 millones del fondo de las autonomías  irá para fortalecer la educación
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en rueda de prensa | alvarado (efe)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en rueda de prensa | alvarado (efe)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aseguró que la vuelta a las clases en septiembre “será en un entorno seguro y saludable” gracias a las recomendaciones del Ministerio de Sanidad y el Ministerio de Educación y Formación Profesional y al trabajo conjunto con las comunidades. 

“Sanidad y Educación han trabajado codo con codo. Tenemos que organizar la vuelta a las aulas en coordinación con las comunidades autónomas”, señaló ayer Sánchez en la rueda de prensa posterior a la reunión con los presidentes autonómicos.

Cada centro escolar, según explicó Sánchez, deberá abrir a partir de septiembre con un plan de contingencia que detallará las actuaciones “de cara a cualquier tipo de incidencia” y con una persona encargada de los posibles casos relacionados con el coronavirus y un equipo que garantice la información y el cumplimiento de las recomendaciones. 

En Educación Infantil, se establecerán grupos estables de alumnado, preferiblemente de 15 alumnos aunque podrían llegar a 20 alumnos. Para el resto de cursos, se deberá garantizar la distancia de 1,5 metros.

Además, las mascarillas serán obligatorias a partir de Quinto de Primaria. En Educación Infantil no será obligatoria y se priorizarán las actividades al aire libre, según señaló Sánchez.

Ante un posible caso de Covid-19, los centros deberán establecer un protocolo de actuación y Salud Pública será la encargada del seguimiento de los contactos.

“Es prioritario garantizar la vuelta a las aulas de todos los alumnos, la interrupción del curso fue un duro golpe, es una herida que afecta a generaciones de muchachos”, subrayó Sánchez.

En este punto, reconoció la “dificultad” de adaptar los centros a esta situación, pero incidió en que es “indispensable” trabajar en ello en beneficio de todos los ciudadanos y de los niños que “merecen volver con todas las garantías al curso escolar en septiembre”.

Asimismo, Sánchez aseguró que la Comisión Parlamentaria de Evaluación, que impulsarán “de inmediato” cuando se levante el estado de alarma el 21 de junio, deberá evaluar las “fragilidades” que arrastra España en el teletrabajo, en educación no presencial y en la brecha digital. “Tenemos que aprender de la emergencia para prepararnos mejor”, señaló. 

Para el presidente del Ejecutivo, estos meses de crisis y de vida detenida “han sido duros” para los más jóvenes que “han visto paralizadas sus vidas”. 

En su opinión, el parón “forzado” de la educación presencial puso de manifiesto “dos carencias”: la brecha digital y la conciliación familiar. “De estas carencias debemos ocuparnos en la Comisión Parlamentaria de Evaluación”, incidió el presidente.

Además, insistió en que 2.000 millones de euros de los 16.000 millones destinados a las comunidades autónomas se dirigirán a la educación. “En septiembre, tanto Sanidad como Educación públicas deberán encontrarse fortalecidas”, comentó.

Asimismo, destacó que el Ministerio de Universidades está trabajando con la comunidad educativa y con las comunidades, por lo que esperan llegar a unas recomendaciones “para que también los universitarios vuelvan con total seguridad”.

Comentarios