martes 1/12/20

Rull y Turull muestran a Torra su voluntad de acceder al cargo y piden salir de prisión

Los dos consellers encarcelados nombrados por Joaquim Torra para formar su nuevo Govern expresaron su deseo de que el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena

Torra atiende a los medios de comunicación a la salida de Madrid 2 | fernando villar (efe)
Torra atiende a los medios de comunicación a la salida de Madrid 2 | fernando villar (efe)

Los dos consellers encarcelados nombrados por Joaquim Torra para formar su nuevo Govern expresaron su deseo de que el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena les ponga en libertad para que este miércoles puedan tomar posesión, mientras el huido Lluís Puig solicitaron amparo a la Comisión Europea porque asegura que constató “el riesgo de vulneración” de sus derechos políticos.
El presidente catalán visitó ayer en la prisión de Estremera a los políticos catalanes Oriol Junqueras, Jordi Turull, Joaquim Forn, Josep Rull y Raul Romeva, todos ellos en prisión preventiva por orden del Tribunal Supremo mientras se instruye la causa por su participación en el procés.
“Los consejeros nombrados me piden especialmente que remarque su voluntad de acceder al cargo y que una vez más, pida a Llarena su libertad para que puedan acceder a la toma de posesión el miércoles en Barcelona. Cataluña les está esperando”, afirmó, en referencia a Jordi Turull y Josep Rull, nombrados consellers de Presidencia y de Territorio respectivamente.

Estos agradecieron al presidente de la Generalitat su visita a la cárcel de Estremera, y destacaron que lo han recibido “con la máxima dignidad”. Ambos señalaron en Twitter que recibieron a Torra “con vestido formal y la insignia de consellers”, al tiempo que insistieron en que mantienen sus derechos políticos y quieren ejercer su cargo.

Derechos políticos intactos
“Tenemos nuestros derechos políticos intactos y pedimos nuestra libertad para ejercer la responsabilidad que nos encomendaron y que aceptamos”, reivindicaron.
Tras destacar que su primera visita oficial “en nombre del Gobierno de Cataluña” haya sido a la prisión de Estremera, Torra aseguró que la visita fue “muy emocionante” y en ella se han “compartido largos momentos”.
“Lo primero que les he trasladado es toda la fuerza y el coraje que el pueblo de Cataluña me ha ido trasladando y se lo he hecho llegar a ellos, que lo han agradecido muchísimo”, dijo Torra, quien añadió que los visitados “están bien, fuertes” y “deseando que esta judicialización de un tema político se acabe de una vez”.
“Su aspecto es bueno, tienen de verdad unas ganas inmensas de que podamos solucionar cuanto antes una situación que jamás se tendría que haber producido”, añadió en una breve declaración en castellano y catalán al cabo de la cual, no admitió preguntas
de los medios.

En esta línea, aseguró que por los delitos de que están acusados “en ningún país de Europa estos presos estarían en prisión preventiva, situación que impacta “muy profundamente en sus familiares, que tienen que trasladarse 600 kilómetros para poder verles y en ocasiones, durante muy poco tiempo”.
Por su parte, el nombrado conseller de Cultura, Lluís Puig, que huyó a Bélgica, solicitaron amparo a la Comisión Europea porque asegura que constató “el riesgo de vulneración” de sus derechos políticos, después del comunicado que emitió el Gobierno central ante el nombramiento del nuevo Govern.
Lo reclama en una carta enviada al vicepresidente primero de la Comisión Europea, Frans Timmermans, en la que critica que el Gobierno dijera que el nombramiento del Govern por parte del presidente de la Generalitat demuestra que “quiere mantener una estrategia de confrontación con el Estado”.

Puig considera que esta situación es “de orden humanitario” y asegura que ha aceptado el nombramiento con compromiso y lealtad a los ciudadanos de Cataluña.
El presidente de la Generalitat también ha visitado a la expresidenta del Parlament Carme Forcadell y a la exconsellera de la Generalitat Dolors Bassa en la prisión de Alcalá Meco. Torra reivindicó que se reunió con “dos mujeres extraordinarias, valientes y con un coraje sensacional”, en referencia a Forcadell y Bassa, y pidió a la población catalana que no las olviden. Aseguró que Forcadell y Bassa se sienten “rehenes de la justicia” porque no entienden por qué están encarceladas de manera preventiva.
Torra, dijo también que “no puede ser” que los expresidentes de la ANC y Ómnium Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, respectivamente, lleven siete meses en prisión preventiva “sencillamente por haber intentado que el pueblo de Cataluña pudiera decidir su futuro”.
Así se manifestó Torra, visiblemente emocionado, tras visitar a Sánchez y Cuixart en la cárcel de Soto del Real.
A su salida, Torra hizo una declaración institucional ante la prensa en la que subrayó que Sánchez y Cuixart son dos amigos “muy queridos y muy entrañables”.

Comentarios