sábado 16/1/21

Rivera avisa de que no apoyará los Presupuestos si Pilar Barreiro no entrega su acta

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, exigió al PP y a Mariano Rajoy que “no huya” de la corrupción y “dé la cara”, advirtiendo de que si no cesan a la senadora popular Pilar Barreiro, imputada en el caso “Púnica”.

Rivera reacciona tras la rueda de prensa | víctor lerena (efe)
Rivera reacciona tras la rueda de prensa | víctor lerena (efe)

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, exigió al PP y a Mariano Rajoy que “no huya” de la corrupción y “dé la cara”, advirtiendo de que si no cesan a la senadora popular Pilar Barreiro, imputada en el caso “Púnica”, quedarán “congelados” los acuerdos de investidura, algo que pondrá en peligro la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado para este año.
En la primera rueda de prensa en la sede de Alcalá tras las vacaciones de Navidad, Rivera insistió en que la trama Púnica de corrupción “no puede manchar” las Cortes Generales: “No es de recibo”, recalcó.
Y como no lo es, señaló, Cs insistió en condicionar el acuerdo de investidura y el “preacuerdo” sobre los Presupuestos de 2018 a que el PP aparte a la senadora.

Cumplir la palabra
“Pedimos al PP que no ponga en jaque los derechos de tantos españoles, cumpla su palabra y luche contra la corrupción” recordándole que ya intentó en Murcia poner al expresidente Pedro Antonio Sánchez por encima de los intereses de los murcianos “y no lo consiguió”, dijo, porque tuvo que dimitir forzado por Cs.
En el repaso que hizo Rivera en esta comparecencia que siguió a la primera reunión de la Ejecutiva del año, confirmó también que no hubo ninguna conversación sobre los presupuestos, cuya negociación está estancada, y cree que el PP debe de estar buscando ahora otros acuerdos.
El líder de la formación naranja eprochó en este sentido al PSOE que continúe en el “no es no” y le pidió que “desbloquee” las reformas que requiere el país.
Albert Rivera habló también de los objetivos de Ciudadanos para 2018, centrándose en prioridades como la reforma electoral para superar un sistema “obsoleto” y que, muchas veces, a su juicio, representa más a los territorios que a los ciudadanos.
El partido de Rivera incidirá además en reformas de regeneración democrática que considera necesarias, entre ellas la supresión de los aforamientos, y la reforma de la Fiscalía General del Estado para evitar que sea una fiscalía “del Gobierno”.
Avisó de que si el PP y el PSOE siguen vetando en el Pacto de Justicia, que se reúne esta semana, su iniciativa para que sean los jueces los que elijan a los miembros del Consejo General del Poder Judicial, Cs presentará su propia proposición de ley.

Comentarios