viernes 4/12/20

Los reyes presiden con sus hijas su primer desfile de la Fiesta Nacional

Don Felipe y doña Letizia presidieron ayer su primer desfile de la Fiesta Nacional como reyes, acompañados en la tribuna por sus hijas la princesa de Asturias y la infanta Sofía.

La familia real sigue con interés la exhibición aérea desde el palco de honor donde presidieron el desfile 	efe
La familia real sigue con interés la exhibición aérea desde el palco de honor donde presidieron el desfile efe

Don Felipe y doña Letizia presidieron ayer su primer desfile de la Fiesta Nacional como reyes, acompañados en la tribuna por sus hijas la princesa de Asturias y la infanta Sofía, que contemplaron con inquietud y curiosidad la marcha a pie de unos 3.000 militares y el vuelo de 34 aeronaves.
Pasadas las 11.00 horas y a bordo de un Rolls Royce, los reyes llegaban entre aplausos a la plaza de Neptuno, donde esperaban el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el ministro de Defensa, Pedro Morenés entre otras máximas autoridades del Estado asistentes.

el foco de las miradas
Desde ese momento el foco de todas las miradas se centró en la princesa de Asturias, doña Leonor, y la infanta Sofía, con vestidos estampados, que se situaron en la tribuna presidencial a la izquierda de sus padres, con quienes mantuvieron distintas conversaciones en varios momentos del acto. Se trababa también del primer desfile para las hijas de los reyes.
Para su estreno en la presidencia del desfile el rey apareció vestido con el uniforme del Ejército del Aire en honor al 75 aniversario de su creación, y la reina con un vestido verde olivo.
Tras recibir los honores de ordenanza y pasar revista al batallón de honores de la Guardia Real, el rey depositó una corona de laurel en homenaje a los que dieron su vida por España, bajo los acordes de “La muerte no es el final” y el vuelo de la patrulla Águila, formada por siete aviones C-101, dibujando en el aire con los colores la bandera.
A continuación se inició el desfile aéreo, que este año se retomaba después de dos años ausente por motivos de austeridad. Duró unos tres minutos y contó con el vuelo de 34 aeronaves, entre aviones y helicópteros.
 A partir de entonces se desarrolló el desfile terrestre, con unos 3.000 militares, unos 400 más que el pasado año, y una treintena de vehículos, ninguno de ellos blindados o acorazados.
Comenzó con la Brigada de Infantería Acorazada Guadarrama XII, la sección de motos de la Guardia Real y una unidad de Veteranos de los tres Ejércitos y de la Guardia Civil y otra de Reservistas Voluntarios.
También desfilaron las banderas de Francia, Italia, Malta, Marruecos, Mauritania, Portugal y Túnez, algunos de los países que junto con España forman la Iniciativa 5+5 Defensa, y no así las banderas de Libia y Argelia, previstas en un principio. n¡

Comentarios