martes 1/12/20

Los reyes presiden un desfile del 12 de octubre muy deslucido por la lluvia

Los reyes Felipe y Letizia presidieron ayer un desfile militar con motivo del Día de la Fiesta Nacional del 12 de octubre muy deslucido por la lluvia que estuvo cayendo, en ocasiones bastante fuerte, durante toda la mañana en Madrid.

Los reyes Felipe y Letizia presidieron ayer un desfile militar con motivo del Día de la Fiesta Nacional del 12 de octubre muy deslucido por la lluvia que estuvo cayendo, en ocasiones bastante fuerte, durante toda la mañana en Madrid.
Por este motivo, el Ministerio de Defensa se vio obligado a modificar el programa previsto y reducir el número de aeronaves que participaron. De las 59 aeronaves programadas, los espectadores del desfile sólo pudieron ver “cazas” Eurofighter y F-18, así como la Patrulla Águila, que dibujó los colores de la bandera de España en el cielo nublado de la capital, por lo que los siete aviones C-101 que la conforman tuvieron que volar un poco más bajo de lo normal.
El Ministerio de Defensa lleva años organizando un desfile bastante austero. De hecho, el de este año cuesta hasta un 80 por ciento menos que el de 2011. Pero en esta ocasión, la lluvia impidió a los aviones del desfile aéreo lucirse todo lo que tenían planeado y los aviones de transporte y los helicópteros se quedaron en tierra.

paraguas compartidos
Esa lluvia constante que estuvo cayendo en Madrid toda la mañana deslució, por tanto, el desfile y provocó que los paraguas fuesen los protagonistas entre el público y los asistentes a las tribunas de invitados. De hecho, se vio a muchos políticos compartiendo paraguas e incluso a algunos, como el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, con chubasquero.
El mal tiempo hizo que, después de la parada militar, la Casa del Rey publicase un comentario de su cuenta oficial de Twitter agradeciendo “a las miles de personas que, pese a la lluvia, han presenciado en Madrid el desfile conmemorativo de la Fiesta Nacional”.
Don Felipe y doña Letizia llegaron sobre las once de la mañana a la plaza de Cánovas del Castillo, conocida como plaza de Neptuno, donde fueron recibidos por el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, el ministro de Defensa, Pedro Morenés, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, así como por otras autoridades civiles y militares. Don Felipe iba ataviado con el uniforme de gala de capitán general del Ejército de Tierra, mientras que doña Letizia vestía un vestido en colores blanco crudo y negro.

abrigos
Sus hijas llevaban sendos abrigos (la princesa Leonor de color azul marino y la infanta Sofía de color rojo) y paraguas transparentes.
Las hijas de los reyes estuvieron en todo momento muy atentas al desfile, intercambiando comentarios entre ellas y con su madre.
A la llegada de la Familia Real se escuchó el himno nacional y una batería de la Guardia Real ha rendido honores al monarca, que pasó revista a la tropa.

Comentarios