miércoles 2/12/20

El regreso de los británicos y alemanes supone 24 millones de euros diarios en Canarias

Las pernoctaciones en hoteles de España caen un 78,4% en el mes de septiembre por la crisis del Covid-19
Una persona camina con su equipaje por la zona de embarque de un aeropuerto | efe
Una persona camina con su equipaje por la zona de embarque de un aeropuerto | efe

La vuelta del turismo de Reino Unido y Alemania a Canarias tras el fin de las restricciones por la pandemia ilusiona a las islas a pocos días de la temporada alta de invierno, la favorita para unos viajeros cuyo gasto medio diario superó, en conjunto, los 24,4 millones en el último tramo de 2019. 

Desde la última semana de octubre al 31 de diciembre del pasado año, Canarias recibió a cerca de 1,4 millones de turistas procedentes de estos países. De ellos, el 99% tenía como objetivo disfrutar de sus vacaciones y de la oferta de descanso, según los datos elaborados a partir de la información del INE y del Instituto Canario de Estadística (Istac). 

El clima y la seguridad son los atractivos más destacados de las islas, apunta el último informe sobre el perfil del turista de 2019, elaborado por el Gobierno de Canarias, que incide en el fuerte peso de Reino Unido y Alemania como principales países emisores al suponer el 32,5% y el 18% del turismo anual. 

De ahí que el archipiélago aplauda la decisión de ambos Gobiernos de levantar las restricciones para viajar a Canarias que mantenían desde este verano por el Covid-19 y catalogarlo de destino turístico seguro, lo que en la práctica implica que ya no obligarán a sus ciudadanos a someterse a cuarentena a su regreso. 

La noticia supone un balón de oxígeno para el sector turístico, que supone aproximadamente el 35% del Producto Interior Bruto (PIB) de las islas y genera el 40% de los puestos de trabajo.  

27% menos de hoteles
Por otro lado, el sector hotelero cierra la temporada vacacional de verano con 12.202 establecimientos abiertos en septiembre, 4.400 menos que un año antes (un 27% menos), y 29,4 millones de pernoctaciones perdidas respecto al mismo mes de 2019 por el efecto de la pandemia de Covid-19. 

Después de que quedara completamente suspendida la actividad hotelera para fines turísticos el pasado 26 de marzo, el sector inició una tímida reapertura en mayo (1.500 establecimientos) y junio (casi 6.000) para llegar a más de 12.000 en julio y 13.000, en agosto, según los datos  que el INE difundió ayer.

En septiembre, en España abrió un 73% de los hoteles que lo hicieron un año antes, una situación comparativamente peor a la que atraviesan otros países de nuestro entorno como Francia o Italia, con más del 80% de su planta hotelera en funcionamiento.

Los hoteles en España recibieron en septiembre a más de 3,4 millones de viajeros, un 69% menos, de los que 2,8 millones fueron residentes y 600.000 extranjeros, que realizaron 8,1 millones de noches, un 78,4% menos que casi 37,5 millones de hace un año.

En los nueve primeros meses, se produjeron 80,5 millones de pernoctaciones, un 71% menos, de las que 43,2 millones fueron realizadas por residentes, un 55,3% menos, y 37,3 millones por extranjeros, un 79,4 % menos.

Al igual que durante los meses de verano, en septiembre la demanda nacional siguió sosteniendo en mayor medida la actividad hotelera, con 6,3 millones de pernoctaciones, un 45,1 % menos, frente a los 1,7 millones realizadas por extranjeros, con un desplome interanual del 93,1 %.

Los precios se redujeron en septiembre en un 13,4% de promedio, lo que supone 17 puntos por debajo de la registrada hace un año y 3,8 puntos menos que la caída del mes pasado. De enero a septiembre, el precio medio diario descendió un 19%, registrándose las mayores caídas en Barcelona, Marbella y Bilbao.

Comentarios