domingo 20.10.2019

Rajoy recibe sin sorpresas las negativas de los nacionalistas

Ya se sabía que las reuniones que ayer debía mantener Mariano Rajoy para recabar apoyos a una investidura no iban a ser un camino de rosas. Coalición Canaria le dejó el martes un buen sabor de boca y un sí casi seguro, pero en la reunión de ayer tocaba pinchar en hueso.
PNV y ERC, nada menos. Ambos partidos habían adelantado que plantearían una hoja de ruta que se presumía difícil de asumir por el Partido Popular.

Mariano Rajoy conversa con los dirigentes de ERC, Gabriel Rufián y Joan Tardá
Mariano Rajoy conversa con los dirigentes de ERC, Gabriel Rufián y Joan Tardá

Ya se sabía que las reuniones que ayer debía mantener Mariano Rajoy para recabar apoyos a una investidura no iban a ser un camino de rosas. Coalición Canaria le dejó el martes un buen sabor de boca y un sí casi seguro, pero en la reunión de ayer tocaba pinchar en hueso.
PNV y ERC, nada menos. Ambos partidos habían adelantado que plantearían una hoja de ruta que se presumía difícil de asumir por el Partido Popular.

muy distantes
En el caso de los nacionalistas vascos, el acercamiento de presos, la política penitenciaria y la llamada agenda vasca “aleja” demasiado la postura de ambas formaciones. Ya adelantaron el “no” a la investidura y Mariano Rajoy se queda sin esos cinco escaños vascos que tanta falta le hacen.
No obstante, Aitor Esteban, portavoz del PNV, no cierra la puerta a sellar acuerdos puntuales durante la legislatura. Durante la rueda de prensa posterior, Esteban afeó la actitud del gobierno popular en esta última legislatura en los que no ha dejado de plantear recursos ante los tribunales contra leyes vascas.
Tras el “no” del PNV llegaba el turno de los nacionalistas catalanes, quienes también habían adelantados condiciones imposibles de aceptar para los populares. La petición del referéndum como requisito imprescindible, entre otras cuestiones, ya adelantaba cual iba a ser el resultado del encuentro antes incluso de que se produjera.

regalo simbólico
Eso sí, por si no las había escuchado, han entregado a Rajoy una copia con las grabaciones protagonizadas por el ministro Fernández Díaz y el director de la agencia Antifraude en Cataluña. Joan Tardá lo ha calificado como algo “simbólico”, porque entendían que el presidente ya había escuchado dichas grabaciones, pero “inadmisibles”.
Tardá presumió de ser de un partido con 85 años de historia “al que no se le conocen casos de corrupción”. Los nacionalistas catalanes aprovecharon la reunión con Rajoy para evidenciar el distanciamiento entre ambas formaciones políticas. Por lo que, sin ninguna novedad al respecto, Rajoy tiene el “no” a la investidura de los diputados de ERC.
Ante las negativas del día de ayer los populares reaccionaron volviendo la vista hacia los socialistas.
Mientras, la presidenta de la Gestora del PP de Madrid, Cristina Cifuentes, consideraba que hay que hacer un llamamiento a los partidos constitucionalistas para que contribuyan “cuanto antes” a la estabilidad política del país, que vive una “segunda Transición”, y defendió que el presidente del PP y del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, tiene el “derecho y deber” de asumir la responsabilidad de formar gobierno “sin líneas rojas, ni vetos, que lo impidan a priori”.
“Los resultados de las segundas elecciones generales obligan a todos a hacer un ejercicio de responsabilidad para facilitar la gobernabilidad de España”, afirmó la presidenta autonómica ante la Junta Directiva regional, frente a la que ha analizado los resultados del 26-J.
A juicio de Cifuentes, los resultados de los comicios “muestran con claridad que no es tiempo de mayorías absolutas, que la sociedad es diversa y las soluciones a sus problemas requiere de pactos y del concurso de más de una fuerza política”.

Comentarios