martes 20/10/20

Rajoy compara el proceso soberanista catalán con el Brexit del Reino Unido

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, instó ayer a evitar la “equidistancia” entre quienes defienden el cumplimiento de la Constitución y quienes aspiran a la independencia de Cataluña, un proceso que comparó con el “Brexit”.

Rajoy estuvo en el Círculo de Economía catalán | andreu dalmau (efe)
Rajoy estuvo en el Círculo de Economía catalán | andreu dalmau (efe)

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, instó ayer a evitar la “equidistancia” entre quienes defienden el cumplimiento de la Constitución y quienes aspiran a la independencia de Cataluña, un proceso que comparó con el “Brexit”. La equiparación entre el proceso soberanista catalán y la salida del Reino Unido de la UE, así como una llamada a toda la sociedad a implicarse en este debate ante las consecuencias del mismo, la realizó Rajoy en su intervención en la clausura de las jornadas del Círculo de Economía de Sitges (Barcelona). . 

1 “Se irán de Europa, digan lo que digan”
Así, Rajoy comparó las consecuencias de la secesión con las del “Brexit”, ya que dijo que, al igual que ocurre con los independentistas, muchos aseguraban que no iba a pasar nada en el Reino Unido cuando se está comprobando que eso no era cierto.
Recordó que incluso algunos de los que dijeron que no habría consecuencias para los británicos comentaron después que habían sido muy exagerados en la campaña electoral y que “les habían mentido”. De la misma forma, está convencido de un resultado inmediato de una Cataluña independiente: “Se irán de Europa digan lo que digan”.
Sin embargo, invitó a que todo el mundo tenga la “absoluta certeza” de que no permitirá el referéndum e intentará hacer todo lo posible para que se imponga el sentido común. “Ni quiero, ni me lo creo, ni siendo yo presidente se va a producir”, dijo al respecto de un posible plebiscito.
Rajoy insistió en que la Constitución no permite una operación política de estas características, y aseguró que la independencia de Cataluña sería “un trauma y las consecuencias económicas serían terribles”. El presidente del Gobierno cargó contra la ley de “desconexión” que preparan los soberanistas, a los que acusó de querer liquidar la soberanía y la unidad nacional en un solo día, y lamentó que el actual Govern tenga como socios de proyecto “a los extremistas de la CUP”.
“¿Creen ustedes que es algo normal? ¿A qué niveles de radicalismo vamos a llegar? ¿Les parece sensato y razonable?”, se preguntó. Esta reflexión de Rajoy se produjo tras una última semana marcada por un intercambio de cartas entre el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y él: Puigdemont le pidió negociar el referéndum y Rajoy lo rechazó en otra misiva, un acto en el que insistió desde Sitges.
Rajoy abordó este intercambio de cartas con el presidente catalán concluyendo: “Se me pide algo que no quiero ni puedo hacer”, y advirtió de que solo el Congreso de podría autorizar este referéndum a partir primero de una cambio de la Constitución.
 

2 El líder del Círculo de Economía pide “otras vías”
Por su parte, el presidente del Círculo de Economía, Juan José Brugera, instó al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a explorar alternativas para resolver el desencuentro entre el Estado y la Generalitat, ya que asegura que “hay vías alternativas a la dualidad de blanco o negro”. “Resulta indiscutible que el llamado conflicto catalán es de raíz política y que sólo se resolverá a través de la política”, señaló.
En este sentido, recordó que las encuestas de opinión reflejan que la opción mayoritaria entre los ciudadanos es buscar un mejor encaje de Cataluña en España. “¿Es posible desde la política dotar de contenido esta vía?”, preguntó, tras afirmar que desde el Círculo le animan a abrir esta vía.
Asimismo, Brugera insistió en “encauzar el conflicto” con la Generalitat a través del diálogo y de la transacción, y alertó de que el proceso soberanista puede poner en riesgo una incipiente recuperación económica, dijo.

3 Sáenz de Santamaría defiende la unidad
Mientras, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, aseguró que el Ejecutivo “no va a permitir que nadie, por ambiciones personales ni por delirios de ningún tipo, pueda poner en duda esta España unida y solidaria para la que trabajamos, con la única ambición de dejarla mejor que como la cogimos”.
Sáenz de Santamaría puso el énfasis sobre la unidad de España durante su intervención en el 15º Congreso Provincial del PP de Huelva, celebrado en Islantilla. “El diálogo se demuestra dialogando”, subrayó la vicepresidenta del Gobierno, quien aseguró que al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, “le da pereza hasta ir al Congreso de los Diputados no vaya a ser que tenga que escuchar lo que no quiere”.
En este punto, remarcó que “si el Gobierno está siendo capaz de acordar con cinco partidos los Presupuestos”, quién “es el responsable de que no lleguen a buen puerto las negociaciones en Cataluña”. “Los que imponen”, se contestó la vicepresidenta. l

Comentarios