lunes 18/1/21

Rajoy acepta el encargo del rey pero no aclara si irá a la investidura sin apoyos suficientes

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, anunció ayer que ha aceptado el encargo del Rey para intentar conseguir apoyos para someterse a la investidura e intentar ser elegido jefe del Ejecutivo. Eso sí, no garantizó que vaya a ir a esa investidura si no tiene el respaldo necesario.

Rajoy comparece tras su reunión con el rey para confirmar su intención de formar Gobierno	JUAN MEDINA
Rajoy comparece tras su reunión con el rey para confirmar su intención de formar Gobierno JUAN MEDINA

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, anunció ayer que ha aceptado el encargo del Rey para intentar conseguir apoyos para someterse a la investidura e intentar ser elegido jefe del Ejecutivo. Eso sí, no garantizó que vaya a ir a esa investidura si no tiene el respaldo necesario.
Así se pronunció en una rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa después de reunirse con el rey, una comparecencia en la que estuvo acompañado por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, el jefe de gabinete de Rajoy, Jorge Moragas, y la secretaria de Estado de Comunicación, Carmen Martínez de Castro. “El rey me ha encargado que intente la investidura a la Presidencia del Gobierno. Le he explicado que hasta el momento no cuento con los apoyos para ello, pero que acepto el encargo, que buscaré esos apoyos. Lo he estado haciendo hasta hoy –por ayer– y, a partir de ahora, lo haré además con el encargo del jefe del Estado”, explicó.
En este sentido, Rajoy avanzó que su voluntad es negociar un eventual programa de gobierno y, con ese objetivo, se dirigirá de “manera preferente” a los partidos constitucionalistas con los que parece “más razonable encontrar acuerdos” puesto que comparten la defensa de la unidad de España, la soberanía nacional, el compromiso con el proyecto europeo y la lucha contra el terrorismo.
A su entender, esos consensos son un “buen punto de encuentro para avanzar en el diálogo” y buscará apoyos para un gobierno “moderado, estable, que tenga un apoyo parlamentario claro, un plan de actuación definido y un calendario para llevarlo a cabo”.
Sin embargo, dijo que si no es posible esa opción está dispuesto a explorar la posibilidad de explorar un gobierno en minoría solo con los apoyos del PP, si PSOE y C’s le garantizan una “lealtad mínima” para aprobar los objetivos de estabilidad presupuestaria, la transposición de las directivas comunitarias, la elaboración de los Presupuestos, el apoyo en la lucha antiterrorista y en las líneas fundamentales de la política exterior. Pese a las preguntas de los periodistas, Rajoy no quiso poner fechas ni sobre los contactos ni sobre cuándo se podría celebrar una sesión de investidura y se limitó a insistir en que el plazo tiene que ser un “plazo razonable”. Dicho esto, aseguró que él no se va a ir de vacaciones.
“No es necesario mucho tiempo porque el tema es fundamentalmente de voluntad política. El plazo no puede impedir que aprobemos en tiempo y forma nuestro compromiso con nuestros socios europeos, en particular los objetivos de estabilidad presupuestaria y deuda, el límite de gasto del Estado y el Presupuesto”, indicó.
Sobre si se ha comprometido a ir a la investidura aunque no tenga los apoyos, indicó que “no conviene en ninguna faceta de la vida adelantar acontecimientos y mucho menos en circunstancias como éstas”, pidiendo a todos actuar con “una cierta altura de miras”. “Comprendo que usted quiera anticipar el futuro, yo también quiero, pero ahora no es posible”, puntualizó.

Comentarios