miércoles 20.11.2019

El PSOE gana en los municipios del área más poblados y el PP vence en toda la comarca de Betanzos

El BNG y Vox incrementan sus apoyos de manera significativa con respecto a las elecciones de abril
La alcaldesa de Betanzos, María Barral, votó en un colegio electoral del casco urbano
La alcaldesa de Betanzos, María Barral, votó en un colegio electoral del casco urbano

El Partido Socialista es el vencedor de las elecciones en los ayuntamientos del área metropolitana más poblados mientras que el Partido Popular como viene siendo habitual es la formación política más votada en la mayor parte de los municipios de la comarca brigantina.

Otro dato a destacar de los comicios celebrados ayer en el Estado es que tanto el Bloque Nacionalista Galego como la ultraderechista Vox experimentan un incremento bastante importante de votos con respecto a las elecciones que se celebraron el pasado mes de abril.

1 El PSOE pierde más de 4.300 papeletas

Que el PSOE gane en sufragios en el área al resto de fuerzas políticas, al recibir más de 28.400, no puede ocultar, sin embargo, que el apoyo se redujo en más de 4.300 con respecto a las anteriores. En todos y cada uno de los ayuntamientos que forman parte del Consorcio As Mariñas y también en Arteixo, que abandonó la entidad hace casi dos años, la formación que lidera Pedro Sánchez pierde votos. Incluso en aquellos en los que el alcalde es socialista como Betanzos, Culleredo o Bergondo. En este último incluso el Partido Popular es la lista más votada.

2 El Partido Popular incrementa su apoyo

Por su parte, el Partido Popular podría el negativo de la fotografía socialista. A pesar de ser la segunda fuerza más votada y verse superada por más de cuatro mil votos del PSOE (24.200 frente a 28.400) la “derrota” se hace más digerible por el hecho de que recupera más de 3.600 de votantes con respecto a los comicios del 28A. Al igual, pero al revés que los socialistas, el Partido Popular sube en toda el área del Consorcio. Y también en este caso la imagen se duplica en Arteixo. Como sus vecinos bergondeses, la alcaldía es de un color pero a la  hora de votar al Congreso de los Diputados se elige otra papeleta.

El PP solo pierde votos en el ayuntamiento de Miño pasa de los 1.052 de abril 
a 1.050

3 Empate “técnico” en el municipio oleirense

Un primer análisis de los resultados electorales en el municipio de Oleiros da un empate casi “técnico” entre las dos formaciones políticas mayoritarias. Si el Partido Socialista recibió 5.959 sufragios, casi un millar menos que en abril, el Partido Popular le pisa los talones con 5.875. En una velada de boxeo a los jueces no les quedaría otro remedio que nombrar ganador a los puntos. Podemos continúa siendo la tercera fuerza pero ha perdido bastante fuelle tras recibir poco más de 2.700 votos, bastante alejados de los más de 3.400 anteriores. Vox y BNG ocupan cuarto y quinto puesto, respectivamente, pero también con un incremento del apoyo de los oleirenses.

4 Arteixo continúa variando sus preferencias

Los resultados de las elecciones generales continúan haciendo de Arteixo un ayuntamiento un tanto especial. Si en los comicios a nivel local el PP, en general, y el alcalde, Carlos Calvelo, en particular, no conocen rival, cuando hay que enfrentarse a un proceso a nivel nacional las tornas cambian. Y bastante. El Partido Socialista fue la lista más votada, aunque como en el resto de la comarca, con una más que evidente perdida de apoyo. Pero, ni eso, conlleva que los populares puedan superar a la formación de Pedro Sánchez. Pasan de 3.346 a 3.813 electores pero eso no los acerca a los 4.701 vecinos que votaron PSOE. También aquí el partido de Pablo Iglesias sigue de tercero (2.405) al que siguen de lejos Vox (1.505) y BNG (1.160).

5 Sánchez ya no es el más votado en Bergondo

Una de las curiosidades de la jornada de ayer se produjo en el ayuntamiento de Bergondo: Pedro Sánchez ya ha dejado de ser el político más votado y pasa a serlo Pablo Casado. Es el único municipio del área metropolitana en el que los populares consiguen ponerse por delante del PSOE y dar un vuelco a los resultados de abril. Así pasan de 1.190 votos a 1.289 superando a los socialistas que de 1.344 no llegan siquiera a los 1.100 (1.095, concretamente). Podemos deja su habitual tercer lugar a Vox que del 7,8% de apoyo en el 28A pasa a casi un 11%.

6 Culleredo y Betanzos eligen el color del alcalde

Los vecinos de los ayuntamientos de Culleredo y Betanzos votan al color de sus respectivos alcaldes, José Ramón Rioboo y María Barral. Sin embargo, ni sus “recién estrenadas” mayorías absolutas en los comicios locales, que les permite gobernar en solitario después de varios mandatos en los que hubo que pactar para poder gestionar los consistorios, han sido suficientes para evitar la pérdida de apoyos. En el caso de Culleredo, el PSOE pasa de 6.434 votantes a 5.685; en el de Betanzos de 2.602 a 2.313. Como es habitual los populares suben en ambos municipios.

7 Paderne se apunta a la “marea” azul

El único municipio de la comarca de Betanzos que se había convertido en la “aldea gala” que se resistía a ser feudo del Partido Popular era hasta ayer Paderne. Hoy cuando amanezca la formación que lidera Casado podrá decir que los paderneses se rindieron a sus encantos. El resto de los ayuntamientos, es decir, Coirós, Aranga, Vilasantar, Vilarmaior, Curtis, Oza-Cesuras, Irixoa, Sada y Miño continúan siendo del PP. Sin embargo, en este último se da el hecho curioso de que es en el único en el que la formación de centro derecha “pierde” fuerza. Pasa de los 1.052 electores que tenía en abril a 1.050. Por su parte, el municipio que gobierna el popular Javier Caínzos es otro bastión de esta formación. Proceso electoral tras proceso electoral, el PP incrementa su apoyo. Si en abril pasado 1.021 curtienses votaron a este partido ayer lo hicieron 1.033. Los socialistas se mantienen en segundo lugar. El Bloque logra conservar un digno tercer puesto a pesar de la fuerte subida de Vox que logra superar a Unidas Podemos.

Comentarios