El PSOE exigirá que Rajoy se someta a una cuestión de confianza si no logra aprobar los presupuestos

Pedro Sánchez gesticula durante una rueda de prensa | víctor lerena (efe)

El PSOE exigirá al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, someterse a una cuestión de confianza en el Parlamento si no consigue aprobar los Presupuestos Generales del Estado (PGE)

El PSOE exigirá al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, someterse a una cuestión de confianza en el Parlamento si no consigue aprobar los Presupuestos Generales del Estado (PGE), anunció ayer el secretario general socialista, Pedro Sánchez.
Así lo acordó la Ejecutiva Federal del PSOE, reunida en la sede del partido en Ferraz. “Si el presidente no puede aprobar su principal ley lo que tiene que hacer como obligación constitucional es someterse a una cuestión de confianza”, advirtió Sánchez en rueda de prensa.
Si Rajoy no supera esa cuestión de confianza, no tendrá “ninguna excusa” para no adelantar las elecciones generales, advirtió el líder socialista.

Sin margen
La cuestión de confianza es una herramienta regulada en el artículo 112 de la Constitución, que le atribuye en exclusiva al presidente del Gobierno, previa deliberación del Consejo de Ministros, la capacidad de plantearla sobre su programa o sobre una declaración de política general.
Por tanto, el PSOE no tiene margen para forzar una cuestión de confianza, pero sí una moción de censura contra el presidente del Gobierno con un candidato y un programa alternativos que deberían recabar la mayoría absoluta del Congreso.
Sánchez afirmó una vez más que “no descarta” presentar una moción de censura, pero en realidad no piensa que esa sea una opción porque, explica, no aspira a llegar a la presidencia del Gobierno “a cualquier precio” .
“Los números no dan”, ni siquiera contando con el apoyo del PDeCat y ERC, señaló cuando le preguntaron si sigue rechazando de plano los votos de los partidos independentistas para sacar adelante una moción de censura. “No estamos en ese estadio”, dijo.
Sánchez justificó esta ofensiva del PSOE para presionar al Gobierno con los presupuestos porque les alarma “y mucho” la disposición del Gobierno de prorrogar por segunda vez y de manera consecutiva las cuentas si no consigue los apoyos suficientes para sacar adelante las cuentas de 2018.
Una prórroga más, advierte, equivale a “consolidar los recortes” y “prorrogar los problemas de precariedad y de desigualdad”. Por eso los socialistas advierten: “O presupuestos o elecciones. España no puede seguir paralizada como consecuencia de la guerra fría” entre Gobierno y su principal socio, esto es, Ciudadanos.
Y es que los socialistas no creen que la aprobación de los Presupuestos del Estado dependa tanto del PNV –que vincula su respaldo al levantamiento del 155 en Cataluña– como de Ciudadanos, inmerso en una “pelea del poder” con el PP por el voto del centroderecha. l