miércoles 25/11/20

Las protestas de los médicos crean momentos de tensión ante el Parlament

El presidente del  colectivo exige a Torra más presupuesto y menos “golpecitos en la espalda”.

Los Mossos impiden que uno de los manifestantes se acerque a la sede del Parlament | marta pérez (efe)
Los Mossos impiden que uno de los manifestantes se acerque a la sede del Parlament | marta pérez (efe)

Más de un millar de médicos y otros profesionales de la atención primaria del Institut Catalá de la Salut (ICS) y de la sanidad concertada clamaron ayer ante el Parlament para pedir más recursos para la sanidad, y se produjeron momentos de tensión entre sanitarios y Mossos a las puertas de la institución.

La concentración, que coincidió con el tercer día de huelga sanitaria, se inició a las 11.00 horas y una más tarde coincidió con otra protesta de unos doscientos bomberos, con los que sumaron unas 1.500 personas, según cifras de la Guardia Urbana.

Ataviados con batas blancas y haciendo sonar pitos, megáfonos y vuvuzelas, los sanitarios reclamaron a los grupos políticos y al Govern más recursos para la sanidad, y volvieron a exogir la dimisión de la secretaria de Salud, Laura Pelay, además de interpelar al presidente: “Torra, posa ordre”.
También se oyeron consignas como “Somos sanidad y queremos dignidad”, “Menos corbatas y más batas”, “Conveni Siscat, és paper mullat –en relación al convenio colectivo de la concertada–” y “Volem més temps pels mostres pacients”.

Golpes a los bomberos
Poco antes de las 12.00 horas, los manifestantes saltaron las vallas que acordonan la zona a metros del Parlament, rompiendo el cordón policial y acercándose al acceso a la Cámara.

Los Mossos se vieron obligados a retroceder posiciones, y una vez los integrantes de la protesta llegaron bajo los arcos, los agentes impidieron una eventual entrada alejando a manifestantes y periodistas con empujones, con momentos de tensión, que se acentuaron cuando algunos policías empujaron a un grupo de bomberos que llevaban un carrito con vuvuzelas, que respondieron empujando también y haciéndoles retroceder, tras lo que han propinado golpes de porra.

Tras momentos de tensión, los Mossos se llevaron al interior del edificio del Parlament a uno de los bomberos para identificarle.

Finalmente, el bombero fue detenido, entre otros, por un delito de atentado a la autoridad, según estas fuentes. Sus compañeros no se retiraron hasta que el arrestado salió del edificio.

Hacia las 13.00 horas, Metges de Catalunya pidió a los concentrados que retrocedieran hasta detrás de las vallas que aseguran el perímetro para que dos representantes del sindicato pudieran entrar, con lo que la protesta retrocedió unos metros y, unos 20 minutos más tarde, el grueso de manifestantes se situó en el perímetro, tras lo que se fue disolviendo la protesta.

Por su parte, el presidente de Médicos de Cataluña Jordi Cruz pidió al presidente catalán, Quim Torra, más presupuesto para la sanidad pública y menos “golpecitos en la espalda”. Cruz exigió a Torra que su “empatía” se traduzca en cosas prácticas, “que no solo sean golpecitos en la espalda” como hasta ahora, para poder atender a la población con dignidad y seguridad asistencial y laboral.

Jordi Cruz, reclamó que las Cuentas de la Generalitat para 2019 tengan “el presupuesto para salud más alto”, y pidió a todos los grupos parlamentarios y al Govern que luchen por ello.
Cruz se dirigió al presidente catalán, Quim Torra, que el martes mostró su empatía hacia los sanitarios, y le pidió: “Que esta empatía se traduzca en cosas prácticas”. l

Las protestas de los médicos crean momentos de tensión ante el Parlament
Comentarios