sábado 16/1/21

Los primeros vacunados serán los internos y empleados de residencias

De enero a marzo se prevé vacunar a 2,5 millones de personas e Illa afirma que habrá dosis para el 100%
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, en rueda de prensa | j.j. guillén
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, en rueda de prensa | j.j. guillén

La estrategia de vacunación frente al Covid-19 establece 18 grupos poblacionales, a los que se irá administrando las dosis de las vacunas que se vayan autorizando, siendo los prioritarios los residentes y trabajadores de centros sanitarios y sociosanitarios, unos 2,5 millones de personas.

A este grupo le seguirá el resto de personal sanitario y grandes dependientes, según anunció ayer el ministro de Sanidad, Salvador Illa, quien explicó que los colectivos se delimitaron en función de cuatro niveles de riesgo: morbilidad grave y mortalidad, grado de exposición a la enfermedad, impacto socioeconómico y el ritmo de transmisión.

El plan divide en tres las etapas de priorización en función de la disponibilidad de las inyecciones: una primera “con un suministro muy limitado” de dosis, que va de enero a marzo y que iría a parar en primer lugar al personal sociosanitario, las personas mayores y con discapacidad y, después, al resto de sanitarios y grandes dependientes.

La segunda se prolongará de marzo a junio y en ella se incrementará “de forma progresiva” la vacunación, mientras en la tercera y última se inmunizará a la totalidad de los 18 grupos poblacionales contemplados, que el ministro de Sanidad no especificó. “Se darán a conocer oportunamente”, señaló ayer.

El orden de prioridad, prosiguió Illa, se decidió en base a “criterios científicos, éticos y legales” dentro de un marco en el que prevalecen principios como el de igualdad, necesidad, equidad, protección a la discapacidad y beneficio social.

Todas la vacunas que se terminen administrando en España “dispondrán de los mismos niveles de seguridad que los que se tengan habitualmente en nuestro país”. “Será igual de segura que las que se administran en el calendario vacunal” y, como esas 14, será gratuita y estará financiada por el Sistema Nacional de Salud.

En la misma línea, el titular del departamento quiso garantizar que habrá dosis suficientes de vacuna contra el Covid-19 para administrársela al “cien por cien de la población” en 2021 y confió en que España pueda alcanzar “porcentajes altísimos” de cobertura vacunal de este fármaco.

Asimismo, el ministro recordó que la Comisión Europea acaba de cerrar un acuerdo de compra anticipada con Moderna, que se une así a los culminados con Sanofi, Janssen, Astrazeneca, Pfizer y BioNTech; aunque Europa también está negociando con Novavax y Curevac.

Tres de ellas (Moderna, Astrazeneca y Pfizer) están en proceso de revisión por parte de la Agencia Europea del Medicamento (EMA), según recuerda.

En total, España aspira a lograr con estos contratos 140 millones de dosis, que servirían para inmunizar a unos 80 millones de ciudadanos, señaló Illa.

Sobre los plazos de tiempo que calcula el Gobierno para que se lleva a cabo la primera inyección, el ministro señaló que “no habrá dilación” entre la aprobación de la EMA y la que tenga que hacer en España la Aemps.

Asimismo, respecto a la logística, Illa insistió en que nuestro país cuenta con un “sistema robusto” de vacunación y, pese a las dificultades que “a priori” pueden presentar vacunas como la de Pfizer, que requiere ser conservada a -80 grados, el ministro garantizó que “estos temas ya están resueltos o en vía de resolución”.

Además de fijar un orden de prioridad, la estrategia aprobada ayer contempla la puesta en marcha de un registro de vacunación específico para el Covid-19 y se prepara una estrategia de comunicación destinada al personal sanitario y población general.

“Estamos ante uno de los retos más importantes como país, con una vacuna que dará inmunidad y va a salvar vidas”, concluyó.

Comentarios