lunes 09.12.2019

El primer presidente de la democracia presumió siempre de sus raíces coruñesas

figura de la transición

La vinculación del expresidente del Gobierno Adolfo Suárez con A Coruña era de sobra conocida, pues él mismo aludía con frecuencia a sus raíces coruñesas, ya que tanto sus abuelos paternos como su padre, Hipólito Suárez Guerra, un procurador de los tribunales, habían nacido en la ciudad. Este último, a pesar de haber fallecido en Madrid, fue enterrado en el cementerio de San Amaro.

  El expresidente del Gobierno conversa con el entonces alcalde Francisco Vázquez y el rector José Luis Meilán Gil /  archivo
El expresidente del Gobierno conversa con el entonces alcalde Francisco Vázquez y el rector José Luis Meilán Gil / archivo

La vinculación del expresidente del Gobierno Adolfo Suárez con A Coruña era de sobra conocida, pues él mismo aludía con frecuencia a sus raíces coruñesas, ya que tanto sus abuelos paternos como su padre, Hipólito Suárez Guerra, un procurador de los tribunales, habían nacido en la ciudad. Este último, a pesar de haber fallecido en Madrid, fue enterrado en el cementerio de San Amaro.
Suárez siendo niño veraneaba en la casa familiar muy próxima a María Pita. Fueron esos veranos en la capital herculina los que le llevaron, ya en la adolescencia, a entrar a formar parte de la escuela juvenil que había organizado  el entonces entrenador del Deportivo Alejandro Scopelli, el técnico que consiguió que los blanquiazules lograran por primera vez en su historia el subcampeonato de Liga. En esa escuela también se formó Luis Suárez.

emoción
El primer presidente de la democracia se le oyó responder más de una vez con orgullo a que “su equipo” era el Deportivo. Prueba de ello fue el entusiasmo que mostró en la final de Copa del Rey del año 2002, cuando el Deportivo derrotó al Real Madrid,  un triunfo que quedó para la historia futbolística como “El Centenariazo”. Esa emoción no pasó desapercibida para los aficionados y la directiva blanquiazul que no dudó en nombrarlo socio 30.000 cuando el club alcanzó esa cifra. Adolfo Suárez también es presidente de honor del club herculino.
No solo en el ámbito deportivo tuvo Adolfo Suárez relación con la ciudad, también en el académico. En 1997 fue investido doctor honoris causa por la Universidad de A Coruña. El expresidente del Gobierno visitó además A Coruña en numerosas ocasiones en viajes de carácter privado además de en actos políticos e institucionales. n

Comentarios