jueves 26/11/20

El PP expedienta a Rato por las tarjetas, pero aún no le suspende como militante

El Comité de Derechos y Garantías del PP formalizó ayer la apertura de un expediente informativo al expresidente de Bankia Rodrigo Rato y a una docena de militantes del partido .

El expresidente de Bankia Rodrigo Rato	archivo ec
El expresidente de Bankia Rodrigo Rato archivo ec

El Comité de Derechos y Garantías del PP formalizó ayer la apertura de un expediente informativo al expresidente de Bankia Rodrigo Rato y a una docena de militantes del partido usuarios de las tarjetas opacas de Caja Madrid, pero no los expulsó de la formación política.
El comité se reunió ayer para tratar el caso de sus militantes que hicieron uso de las tarjetas, y nombró al instructor encargado de la investigación, sin tomar aún por tanto una decisión sobre si expulsa o no del partido a estas personas.
Francisco Molinero Hoyos, diputado del Congreso por Albacete y miembro del comité, será el instructor que dirija esta investigación. “El instructor designado practicará, de manera inmediata, las diligencias oportunas con todos los afiliados a los que pueda afectar dicho expediente”, subrayó el PP.
El Comité, que preside el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, se reunió ayer para este nombramiento y para confirmar la apertura del expediente informativo sobre estos militantes.
De los dieciséis militantes que tuvieron tarjetas opacas, tres se dieron ya de baja del partido, aunque entre ellos no se encuentra Rodrigo Rato, quien no tiene intención de entregar el carné. Precisamente hoy, Rato y el expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa tendrán que sentarse de nuevo ante el juez Fernando Andreu para justificarle el uso que dieron a sus tarjetas opacas para costearse gastos en restaurantes y hoteles de lujo o exclusivas tiendas de moda.
Por su parte, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, dijo que en el caso de las tarjetas opacas de Caja Madrid el Gobierno “será implacable” con aquellos que no cumplan la ley, y aseveró que “quien la ha hecho, la paga”, en relación con la actuación del expresidente de Bankia.
Por otro lado, el exdirector financiero de Caja Madrid Ildefonso Sánchez Barcoj consignó en la Audiencia Nacional los 484.200 euros que cargó a su tarjeta de crédito opaca.
Se desvinculó de la gestión de esta tarjeta al afirmar que se le entregó como un complemento “muy poco significativo” de su salario y que ya se usaban en los años 80.
Sánchez Barcoj entregó un cheque por ese importe ante el silencio recibido por parte de la Fundación Caja Madrid, a la que inicialmente quiso devolver esa cifra tras el estallido del escándalo. El exdirectivo de Caja Madrid recordó que ya reintegró otros 98.789 euros que asumió Bankia y que quiere hacer lo propio con los que sufragó Caja Madrid.
Mientras, la Fundación Obra Social y Monte de Piedad de Madrid explicó ayer que no le corresponde reclamar el dinero gastado por los titulares de tarjetas opacas de Caja Madrid y que devolverá el dinero que le sea remitido por los usuarios de las mismas, como ya ha hecho con los más de 460.000 euros que ha recibido hasta ahora.
La Fundación aclaró que especialistas jurídicos independientes concluyeron que, según las escrituras de segregación de 16 de mayo de 2011, cuando Caja Madrid traspasó a BFA primero y Bankia después su patrimonio, esto incluía los activos y pasivos derivados de las tarjetas de consejeros y directivos.

Comentarios