• Martes, 25 de Septiembre de 2018

El PP y Cs frenan la reforma legal para esquivar el veto del Senado a las cuentas

El PP y Ciudadanos unieron sus votos para que la Mesa del Congreso rechace tramitar por la vía de urgencia y en lectura única la reforma de la Ley de Estabilidad Presupuestaria presentada por PSOE y Unidos Podemos para impedir un veto irreversible del Senado

El PP y Cs frenan la reforma legal para esquivar el veto del Senado a las cuentas
Adriana Lastra valora el retraso en la tramitación tras la reunión de la Junta de Portavoces | juan carlos hidalgo (efe)
Adriana Lastra valora el retraso en la tramitación tras la reunión de la Junta de Portavoces | juan carlos hidalgo (efe)

El PP y Ciudadanos unieron sus votos para que la Mesa del Congreso rechace tramitar por la vía de urgencia y en lectura única la reforma de la Ley de Estabilidad Presupuestaria presentada por PSOE y Unidos Podemos para impedir un veto irreversible del Senado a la senda del déficit.
Esa reforma de la Ley de Estabilidad Presupuestaria fue registrada en agosto por el PSOE, Unidos Podemos, Esquerra Republicana (ERC)y Compromís pretende volver al mecanismo que fijó el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero para que el posible veto del Senado al techo de gasto y la senda de déficit no sea irreversible, sino que pueda ser levantado por el Congreso por mayoría simple.
Para conseguir que se apruebe cuanto antes y así acelerar la presentación de unos nuevos Presupuestos Generales, el PSOE y Unidos Podemos pidieron que la reforma se tramitase por el procedimiento de urgencia, lo que supone acortar los plazos a la mitad, y en lectura única, lo que implica solventar todos los debates en un Pleno del Congreso, sin pasar por ponencia ni comisión.

Reunión de la Mesa
En su primera reunión tras el paréntesis estival, la Mesa del Congreso admitió a trámite la proposición de ley, pero rechazó esa tramitación de urgencia.
Ciudadanos ya había manifestado su oposición a la tramitación “exprés” de la reforma e incluso ayer el partido de la formación naranja, Albert Rivera, se mostró dispuesto a apoyar la iniciativa siempre y cuando se tramitase por la vía ordinaria como un proyecto de ley.
El vicepresidente primero del Congreso, Nacho Prendes, de Cs, se felicitó por la decisión de la Mesa subrayando la necesidad de “abandonar esta vía permanente de los “decretazos”, los “dedazos” y los procedimientos antidemocráticos”.
El portavoz de Economía de Ciudadanos, Toni Roldán, recordó ayer que su formación no defiende la institución del Senado y abogó por eliminarlo, pero avisó de que el Gobierno del PSOE no puede utilizar los decretazos para cambiar la Ley de Estabilidad y evitar un veto de la Cámara Alta.
Por su parte, Unidos Podemos advirtió ayer de que el Gobierno tiene otras vías para poder modificar la Ley de Estabilidad Presupuestaria.
La portavoz adjunta de Unidos Podemos en el Congreso, Ione Belarra, insistió en que el Gobierno se comprometió con su formación a modificar la Ley de Estabilidad para que el Congreso levantara un posible veto del Senado a la nueva senda de objetivos de déficit público.
“Estamos convencidos de que el compromiso del Gobierno es firme y exploraremos todas las vías”, dijo después de que la mayoría de la Mesa del Congreso, formada por PP y Ciudadanos haya impedido ayer que prospere la solicitud de PSOE y de Unidos Podemos de reformar por el trámite de urgencia la Ley de Estabilidad Presupuestaria.
“Si esta vía no es posible, había otra encima de la mesa y la exploraremos”, afirmó la portavoz de la formación morada.
La diputada de Unidos Podemos aseveró que la proposición de ley debe ser tomada en consideración, tal como indica el reglamento de la Cámara y será cuando se pida que se tramite por el procedimiento de urgencia y lectura única, algo que posteriormente es lo que debe analizar la Mesa del Congreso. l